Nota Importante

Este es un blog estrictamente Católico. La información que aquí se publica es con fines de propagar el mensaje de Dios a través de sus siervos. Hay alguna información que no tiene que ver con los mensajes y aquí se publica para el conocimiento de todo el que visite esta fuente de información.

Amamos a Nuestro Dios Padre Todopoderoso y Eterno, a Jesucristo su Único Hijo Nacido del Padre, al Espíritu Santo dador de Todos los Dones, a la Santísima Virgen Maria, Madre de Dios y Madre Nuestra y a todos los Ángeles y Santos que habitan en el Cielo.

Es por ellos que este blog fue creado con la ayuda del Señor Jesús, Nuestra Bendita Madre Maria y la autoría del Espíritu Santo.

¡Bendecidos sean todos los habitantes en el Cielo y la Tierra!

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre
Consagración a Nuestro Padre Celestial

Hermanos Lectores

Los mensajes traducidos son publicados en orden cronológico. Hay ciertos mensajes que son enviados con fechas anteriores y aunque no siguen la cronología son publicados debido a su urgencia. Pido disculpas si esto causara algún malestar. No tengo control del orden en que los mensajes son enviados al email para su traducción, de todas formas lo importante es su publicación para el conocimiento de todos.

domingo, 16 de octubre de 2016

Mensajes a Darly Chagas - Mes de Mayo 2016



 Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia
El Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora
El ÚLTIMO TIEMPO DE MENSAJES PARA LA HUMANIDAD

29 de mayo de 2016  -  Mes de María

Queridos hijos, hoy en el día del Señor, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo. 

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, Mis pequeñitos hijos, Yo os agradezco desde el fondo de Mi Inmaculado Corazón, los homenajes de este mes. 

Traigo del Cielo muchas Gracias para todos vos, especialmente para los niños que coronan Mis imágenes en este mes de mayo. 

Yo siento que los niños están Coronándome a Mi misma, porque ellos están tan felices, en el Cielo ellos recibirán la recompensa. 

Estoy feliz también con los Sacerdotes que Me homenajean durante las coronaciones en sus parroquias. 

Dios os concederá muchos beneficios. El quiere que Yo sea venerada, quiere que los hijos Me amen, pues Soy la Madre de toda la humanidad, Soy vuestra Protectora. Dios Me envía siempre para traer a todos los beneficios que El os concede todos los días. El hizo de Mí la Madre de Su Divino Hijo Jesucristo y vuestra también. Gracias Mis hijos, El os recompensara en el Cielo. 

Mis hijos, todavía tenéis un pequeño tiempo para crecer en amor, en la fidelidad a Dios. Es necesario aumentar la fe, así podréis suavizar un poco vuestros sufrimientos. No dejéis para la última hora, no será fácil, no será leve lo que tendréis que pasar. Alegraos ahora por este resto de tiempo que tenéis y reconciliaos con Dios. 

La oración es el mejor remedio para cualquier enfermedad, y prueba de fe, quien no reza va a sufrir más del que reza. 

Cada día necesitáis de la Luz de Dios. Sólo El es la Luz que no se apaga. El ilumina vuestros corazones. El es la Luz que mantiene vuestras vidas de pie. El ilumina vuestras almas, instruye, cura y permanece para siempre sobre toda la humanidad. Es la Luz que fecunda en vuestros corazones. La Luz de Dios no es como el sol, el sol no es ni será más como es, un día él se va a apagar no dará más la claridad del día a día. 

Dios es Luz que nunca se apaga es eternamente Luz Divina. 

Solamente no tendrá más Luz de Dios sobre aquellos que merecieron el Infierno. Estos son los que no se convierten hasta en la hora de la muerte. Ellos perderán la unión con Dios.
Los hijos que se convierten no perderán la Salvación. 

Vos que estáis Acogiéndome no iréis para el Infierno, dependiendo de vuestro esfuerzo para reparar vuestros pecados, podréis hasta pasar largo tiempo en el Purgatorio pero después iréis para el Cielo. 

Existen hijos que pisan en la Cruz de Jesucristo, estos corren el gran peligro de merecer el Infierno. 

Los hijos que están cambiando la manera de comportarse y tienen la misma fe, saben que Yo estoy aquí en la tierra por Voluntad de Dios Padre, para transmitir el mensaje de El. 

El Mensaje de Dios es Palabra que os conduce a la Felicidad Eterna. 

Vos estáis mejorando, estáis escuchando con amor y regresando para la realidad, abandonando la ilusión y creyendo que Jesucristo es el Señor de la Vida, El es vuestro Salvador. 

No estoy aquí sólo porque Soy vuestra Madre Celestial, sino que estoy aquí en la tierra en este largo tiempo porque el Padre Me envió a deciros que se conviertan con urgencia.
Soy la Sierva del Señor, hago lo que El Me ordena. 

Quien escucha la orden de El vive lo que El enseña, vivirá eternamente. El tiempo pasa pero no regresa, no para, Dios Me envió para alertaros sobre el tiempo de ahora. 

Este es el tiempo más grave de todos los tiempos. 

Fueron pocos los que Me acogieron. Ahora vendrá para quien no quiso Acogerme, el arrepentimiento, veréis que no mejoraron. Para muchos, dependiendo de la falta de respeto a Dios, el arrepentimiento será tardío. 

El pecador no debe dudar de Dios, debe Oírlo con amor y respeto y también con mucha obediencia. Si los hijos piensan que para obedecer a Dios tendrán que Verlo frente a frente, no recibirán la Gracias que necesitan.  

Para curar las heridas del alma, heridas que son vuestros pecados y libraros de las guerras, de las enfermedades, del hambre, de la sed, de las catástrofes y de las tragedias, vos necesitáis creer en Dios, creer que El cura todo. Pero esta difícil para el mundo cultivar la fe, en este terreno del corazón, él está seco, está como roca, sin amor, porque no obedece a los Mandamientos de Dios. Es necesario encender, es necesario pedir la Luz del Divino Espíritu Santo para fertilizar este suelo donde Dios sembró la semilla para nacer la vida, el amor. 

Pero quien no cree en Dios, si no se convierte ya es un hombre muerto. Levantaos y decid:

 Divino Espíritu Santo, venid sobre mí, quiero vivir en vuestra Luz, enciéndeme

Mis hijos, la Santa Palabra de dios os lleva hoy a reflexionar sobre la fe. Jesucristo dio al mundo ejemplos sobre la Providencia Divina, hizo milagros durante Su peregrinación en la tierra. El vino a Salvar al mundo pecador, dejar ejemplos que serán siempre recordados porque producen la fe, producen esperanza y el mundo aprende a recurrir a El que vino a curar la herida causada por el pecado del mundo. En aquel tiempo, había un centurión que tenía mucha fe y viendo que su criado estaba para morir, y sabiendo que Jesucristo estaba cerca, aun sin Conocerlo personalmente, tuvo fe que El podría curar a su siervo. Siendo el centurión amigo de algunos ancianos de los judíos, pidió a ellos que cuando estuviesen con Jesucristo, pidiesen a El por su criado enfermo, que El viniese a curarlo. Los ancianos llevaron hasta Jesucristo el pedido del centurión y le dieron a El, el testimonio sobre la cualidad de vida del centurión, que hiciera para ellos una sinagoga y también lo consideraban amigo de su nación. Jesucristo quedó conmovido con la fe del centurión y curó a su siervo. 

El centurión al ver que Jesucristo se aproximaba a su casa, envió a El un aviso que demostraba ser un hombre humilde y simple. El centurión pidió a El que no necesitaba llegar hasta su casa, pues se consideraba indigno de recibirlo por esto envió su pedido a través de sus amigos, los ancianos. 

El dijo: “Señor no te molestes tanto así, porque no soy digno que entres en mi casa; por eso ni me creo digno de llegar hasta a ti, pero di solamente una palabra y mi criado será curado.” (Lc.7, 6-7)

Mis hijos, mirad y veáis cómo estáis distantes de Dios y no queriendo modificar vuestro pensamiento, vos no estáis valorando los mensajes que Yo traigo al mundo. 

Vos no estáis preocupándoos con el estado de vuestras almas. 

El hombre necesita pensar que un día tendrá que rendir cuentas a Dios de todo lo que hizo en el mundo, si hizo bien o si hizo mal. 

Quien hizo mal necesita reparar, para no merecer el Infierno. 

Nadie vence sin arrepentirse de los errores y sin pedir el perdón a Dios. Sin el perdón nadie será feliz, es necesario parar de pecar, pedir a Dios el perdón y reparar lo que hizo errado.
Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión. 

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad. 

Rezad por los ateos y paganos, seáis perseverantes en vuestra ayuda, Dios os recompensara en el Cielo. 

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, unión y oración, debéis ayudar en la mejora de unos a los otros, todos necesitan mejorar. Debéis dar vuestras manos unos a otros, para que la alegría sea para todos, especialmente luchar por la parte que todavía no cree en Dios. Ella necesita vencer los obstáculos que están en el camino del despertar para la Verdad. 

El tiempo de ahora queda más corto, vos necesitáis renovar vuestra fe y pedir ayuda a Dios. 

Muchos hijos que Me escuchaban se enfriaron en la fe y ahora sentirán el resultado desagradable, la perdida de fe que tuvieron fácilmente. Echaron al suelo lo poco que estaban cuidando del alma. Es necesario recomenzar antes que sea tarde

Ayudéis a los Santos Padres los Papas en esta hora, es necesario buscar a las ovejas que están distantes. El peligro se aproxima. 

Todo lo que es falso caerá, solamente la verdad prevalecerá para siempre. 

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor. 

Brasileños, brasileños, vos que tenéis fe y que agradecéis a Dios por la Madre que El os dio, confiéis que esta Madre os ama mucho y lucha cada día más por vuestra felicidad.
Rezad, rezad, rezad, esta próxima la gran tribulación para vuestra patria. Aseguraos en las Manos de Dios. 

Todas las naciones, también os pido la misma cosa. Mi amor es por todos igual, quiero que todas las naciones sean felices eternamente. Todos son Mis hijos. 

Rezad, rezad, rezad. No es bueno el tiempo que se aproxima. 

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo, 


María, la Inmaculada Concepción.


Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Lucas 7,1-10
            1ª lectura: 1 Reyes 8,41-43  -  2ª lectura: Gálatas 1,1-2.6-10



 Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia
El Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora
El ÚLTIMO TIEMPO DE MENSAJES PARA LA HUMANIDAD

22 de mayo de 2016 – Fiesta de la Santísima Trinidad

Queridos hijos, hoy en el día del Señor, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo. 

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.
Mis hijos, hoy en este día tan especial dedicado a la Santísima Trinidad, vos sois invitados a crecer más en la fe para el alivio de vuestras culpas, el pecado de cada día en que estáis sobre la tierra. 

Si no cultiváis el bien, no habrá crecimiento, no tendréis éxito de ver la Gracia de Dios en vuestras vidas.

Sin fe sois ciegos, porque la Gracia de Dios está sobre todos, pero por causa de vuestra ceguera no sabéis Agradecerle y acabáis Ofendiéndolo. El os enseña cada día mas y vos no valoráis las Enseñanzas de El, esto es la causa de vuestros sufrimientos

La vida del pecador está llena de manchas. El pecador vive en la desobediencia a Dios, no tiene amor a Dios y ni a la familia, está siempre pisando en la Gracia que recibe, la mayoría actúa así. 

Son pocos los que procuran valorar la vida recibida de Dios, la mayor parte en el mundo no quiere ser gobernada por El. 

Por esto todos los días Yo vengo al mundo para traer la Gracia de la ayuda para todos, pero son pocos os que Me acogen. 

Estoy en la tierra, hablando a varios mensajeros escogidos por Dios para sembrar los mensajes que El os envía a fin de que todos los pueblos mejoren, cultiven la fe. 

La mayor parte peca, cuando Me desprecian y desprecian a los mensajeros, todos los que hablan sobre los Avisos de Dios. Pisan, critican,  no valoran las ofertas que Dios hace al mundo.
    
Pero, Dios es misericordioso, da Consejos todos los días, aunque los hijos no estén acogiéndolos por ahora, los Consejos están sobre el mundo. 

Viene llegando el tiempo en que los que se hacen los sordos van a llorar mucho, mucho más de lo que pueden imaginar. Después no será fácil para nadie. Imaginéis cómo será para quien pisa en la Gracia de Dios. Hasta para quien tienen muy poca fe. 

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre la mayor Riqueza que existe eternamente, es la Santísima Trinidad, Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.
Cada momento en vuestras vidas, tenemos la asistencia de Dios. 

Muchas veces el hombre quiere comprender, pero no se esfuerza y no aprende a cultivar la semilla del bien, aun sabiendo que sólo podrá ser feliz si sabe valorar el Amor de Dios. 

Mis hijos, renovéis vuestra esperanza, todavía es tiempo de renovar, de comenzar nuevamente a cuidar de vuestras almas. 

Hoy sois invitados a abrir vuestros corazones con alegría, para conmemorar este gran día, cuando Dios Padre envía sobre vos, a través de su Poder Omnipotente, el Hijo es el Divino Espíritu Santo para hacer de vos personas puras y santas. Dios Padre os dio a Su propio Hijo Jesucristo para Salvaros y os dio al Divino Espíritu Santo uniéndoos a El como hijos por el Bautismo. 

De los Tres, Padre, Hijo y Espíritu Santo, vienen sobre vos la Luz, la Paz y la esperanza, la Salvación, la Vida eterna para todos los que se convierten al cristianismo. 

Para quien cree en el Padre, en le Hijo y en el Divino Espíritu Santo, la vida es eterna, esos pasaran por la muerte par ano pecar más y se levantaran para continuar la vida, serán santos, nunca más cometerán pecado. Estarán libres de toda desobediencia a Dios, tendrán la verdadera vida en Dios. No existirá más guerra, ni hambre, ni sed, ni enfermedades ninguna, todos tendrán alegría, tendrán la Paz y la Felicidad Eterna. Así será la continuación de la vida después de la muerte. Pero los que no se convirtieron hasta en la hora de la muerte, estos irán para el Infierno. 

El mundo hoy es un mundo todavía de poca esperanza, porque es necesario renunciar a muchas cosas y para conseguir es necesario humildad, respeto a la vida y agradecimiento.

Quien merece e Infierno ya sale de la tierra condenado, no tiene alegría ninguna después de la muerte, sólo castigo. Peor el cuerpo sólo va para el Infierno en el último día, cuando Jesucristo regrese al mundo visiblemente como está escrito en la Sagrada Escritura.
El cuerpo de quien se convierte ira para el Cielo y del que no se convierte ira para el Infierno en el último día sobre la tierra. 

En el tiempo eterno no existe guerras, ni hambre, ni enfermedades, ni sed, solamente exite alegría y felicidad. 

Serán lanzados al Infierno los que no se convirtieron. 

Esto nunca pasara por cambios es el merecimiento eterno. 

Dios os da Sabiduría, Ella contienen todo lo que vos necesitáis para conocer porqué fuisteis llamados a la existencia. 

En breve el Divino Espíritu Santo vendrá para purificar a los hijos de Dios y confirmar el merecimiento del Paraíso. 

Veáis Mis hijos, cómo es importante vuestro esfuerzo para mejorar vuestra vida. 

Debéis agradecer a Dios por la Sabiduría que El os da, agradecer por todos los Dones. 

Jesucristo dejó bien claro que todo lo que El os da, El recibe del Padre. Estéis atentos y agradeced, cuidéis para no pisar en las Gracias que recibís todos los días de vuestras vidas. 

El prometió enviar al Divino Espíritu Santo sobre Sus apóstoles y Lo envió. El enviara también sobre vosotros. 

Vos estáis siendo también avisados sobre los acontecimientos futuros, ahora es sólo confiar en la Ayuda de El. El es el Padre es el Espíritu Santo, son un solo Dios, actúan juntos, dan el mismo Amor, la misma Sabiduría y todo de bueno para todos los hijos, la Santísima Trinidad. 

Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión. 

Ahora agradezco los homenajes de los niños y de todos, estoy feliz en poder coger estar alegrías dedicadas a Mi, pido a Dios que proteja a todos vos, niños y adultos. 

Soy feliz por los hijos que dios Me dio.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad. 

Rezad por los ateos y paganos, llego el momento en que ellos comenzaran a regresar para la Verdad, entonces comprenderán que la Sabiduría viene de Dios, no de la criatura, El os da para que escuchando y viviendo Su Palabra sepáis reflexionar sobre vuestra existencia.
Dios recompensa a quien reza por la conversión de todos. 

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo. El es Dios os da al Espíritu Santo, os da de comer de Su Carne y de beber de Su Sangre para permanecer en El para siempre. El es Luz que nos e apaga e ilumina vuestra vida. Todos deben trabajar en la construcción del nuevo mundo en unión con los dos Santos Padres los Papas buscando a las ovejas dispersas. La Casa de Padre es la Santa Iglesia en la tierra, después en el Cielo. Cuando venga en Divino Espíritu Santo no habrá más división. 

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor. 

Brasileños, aumentéis vuestras oraciones, soportéis vuestros sufrimientos, sin desespero, sin guerras, Dios os dará cada día mayor fuerza para vuestra victoria. Todo lo que está podrido caerá y sólo permanecerá la Verdad

Todas las naciones, haced lo mismo, un solo pueblo unido y Dios sobre vos conduciéndoos en este momento en que cosas terribles acontecerán, porque le hombre está muy distante de Dos. 

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo el Salvador del mundo, 

María, la Inmaculada Concepción.


            Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Juan 16,12-15
            1ª lectura: Proverbios 8,22-31  -  2ª lectura: Romanos 5,1-5

Mensajes a Darly Chagas - Mes de Abril 2016



 Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia
El Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora
El ÚLTIMO TIEMPO DE MENSAJES PARA LA HUMANIDAD

17 de abril de 2016 - 4º Domingo da Santa Pascua del Señor

Queridos hijos, hoy en el día del Señor, con mucho amor y cariño, vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo. 

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo. 

Mis hijos, en este día tan lindo, cuando la Luz de Dios está mostrándoos el Camino que os conduce al Cielo, no dejéis que el odio os domine vuestros corazones. Dios es fiel, El no abandona a ninguno de Sus hijos, El sabe lo que es mejor para cada uno. 

Por lo tanto, Yo os aconsejo, pues Soy vuestra Madre Celestial, Aquella que lleva al Padre vuestros pedidos y trae para todos vos la Gracia que El os concede. 

Vos sólo necesitáis de la Gracia de Dios para ser felices verdaderamente. Por esto necesitáis de apertura de nuestros corazones. 

El corazón del hombre se abre cuando él acepta la Voluntad de Dios, cuando el hombre está dispuesto a amar, a renunciar al pecado. Todo odio es pecado, todo desespero es pecado, es así que el hombre tiene facilidad para odiar y desesperarse porque es pecador.
Dios está ahora dando inicio a la reforma primero en vuestras vidas, después El castigará la rebeldía que os tiene dominados, porque vos dudasteis de la Existencia de El. El hombre quiso inmensamente provocar al Poder de Dios. El hombre cuando peca, él está causando mal a sí mismo no sólo espiritualmente como también causando mal a su cuerpo. El pecado es el peor acontecimiento en la vida del hombre y lleva al hombre a su propia caída y falta de respeto a Dios. 

Dios es Vida, Dios es Amor, Dios es la Paz. 

Entonces, son estas tres cosas, las más importantes, que vos recibisteis del Padre. El os da a El mismo, os da el Amor, la Vida, la Paz. Dios es Amor Eterno, es Vida Eterna. Dios es todo de bueno y todo de Riqueza Eterna. 

Quien cree en Dios es feliz y quien no cree es infeliz. 

Por lo tanto, si deseáis la Felicidad, creáis Mis hijos, creáis. 

El Divino Espíritu Santo que es vuestro Dios es Consolador, El está siempre aconsejándoos a meditar sobre lo que es ruina. Así sabréis hacer vuestro escogido, ser feliz o no. 

Lo mejor es creer en Dios, El es el único que puede dar al mundo la Felicidad. Dios es Amor, no existe felicidad donde no hay amor. En el Infierno no hay amor, solo odio, rebelión, desprecio por la vida, solo hay la infelicidad. 

Mis hijos, meditéis sobre las palabras que traigo a vos hoy, en este día tan importante para cada uno de vos. 

Confiéis en Dios, El es quien sabe lo que es mejor para vos. 

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre la gran Misión de Jesucristo, que siendo Dios vino al mundo, se volvió el Pastor que vino a buscar a las ovejas que por causa del pecado se apartaron del Camino del Cielo, están distantes y necesitan de ayuda. 

Ellas se apartaron del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo. 

Ellas se quedaron sin el Alimento espiritual, porque El que alimenta a la criatura es Dios, El es Amor. Pero las ovejas conocieron el odio y comenzaron a pasar hambre, hambre de Amor, de Paz y de Justicia verdadera.

Las ovejas se debilitaron, perdieron el respeto hasta por ellas mismas, y así fueron perdiendo la visión, no reconocieron más unas a otras ovejas, las que siguieron los pasos del Pastor. Las que seguían al Pastor, no desistieron por esto fueron curadas y están caminando en dirección a la felicidad. Más ellas quieren la Salvación de las otras ovejas, las que se desviaron y luchan por ellas porque no quieren verlas en el Infierno. 

Mis hijos, así es la vida del hombre, unos luchando por los otros, es necesario perseverancia, fe, esperanza y la práctica de caridad. Un hijo necesita ayudar al otro, es necesario que haya la unión de todos para agradar a Dios. 

Si fuese para el hombre vivir distante uno del otro, Dios no habría creado tantos hijos. El quiere a todos juntos, un solo cuerpo, un solo corazón, esto es unión, amor y felicidad.
Dos quiere familia, todos hermanos, felices, sin diferencias. 

Vamos hijos, a luchar contra el mal, vamos a construir un lazo de unión bien fuerte. Vamos a rezar para que nunca más haya entre vos diferencias que todos reconozcan los errores y reparen, corrijan y pidan el perdón a Dios. El amor vence y por esto todos los que creen en Dios habrán de ser felices. 

Mis hijos, Dios es la Luz que no se apaga, la criatura no tiene Luz propia, ella recibe la Luz de Dios, por esto quien no cree en Dios no recibirá la Luz más después de su muerte. Mientras vive, todavía recibe la Luz de Dios, porque ella, la criatura, tiene hasta la hora de la muerte para decidir si cree en Dios o no. Mientras está viva Dios no la abandona, porque El mismo dio a ella la libertad de decidir si cree en Dios o no. Mientras esté viva Dios no la abandona, porque El mismo dio a ella la libertad para decidir si creen o no en El, si quiere vivir con El eternamente. Pero si la criatura decide que no quiere a Dios, ella pasa a merecer el Infierno y para allá ira por libre y espontánea voluntad. Este es el castigo para quien desprecia la vida recibida de Dios. 

Mis hijos, cuando el pecado entró en el mundo, él llevo al hombre a perder los derechos que Dios tenía para él. Dios daría al hombre todo de bueno si él no pecase, pero por culpa del pecado, el hombre tiene que trabajar, plantar, cultivar, obtener del trabajo su sustento.
Cuando dejéis de ser pecador, será vuestro retorno al Creador, no necesitareis de nada más, porque Dios os sustentará con abundancia. Dios dará la felicidad completa, todos necesitan creer verdaderamente en Dios para vivir solamente de Su Amor. 

Es necesario reconciliarse con la pureza, la santidad. 

Después de la reconciliación del hombre verá todo de otro modo. 

Los misterios de Dios, vos no os conocéis, pero debéis esforzaros para merecer llegar a la etapa final que es la Eternidad. 

No habrá sufrimiento ninguno, ni hambre, ni sed, ni enfermedades, ni vejez, ni muerte, solo maravillas, será la hora en que Dios os libertará de vuestras culpas

Entonces Mis hijos, alegraos por el Pastor que descendió del Cielo para buscar cada uno de vosotros pecadores para llevaros para el Reino del Cielo. Allá veréis al Padre, al Hijo y la Luz del Divino Espíritu Santo. 

Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión. 

El enemigo es quien roba vuestra libertad, él os engaña y os aparta del Camino de la Salvación. 

Jesucristo dijo: “El ladrón no viene sino que para hurtar, matar y destruir. Yo vine para que las ovejas tengan vida y para que la tengan en abundancia.” (Juan 10, 10)
“Yo Soy el Buen Pastor, el Buen Pastor expone su vida por las ovejas.” (Juan 10, 11)

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad. 

Rezad por los ateos y paganos, vos sois las ovejas que Dios conduce hoy entre las espinas más peligrosas, las trampas, las falsedades, porque vos escogisteis este sufrimiento porque pecasteis. Pero El no os dejo solos, El está acompañándoos en cada paso de vuestras vidas y El los llevará al Cielo. 

El vino para eso y El no volverá solo para el Padre, El llevará a todos los que quisieren ir con El para el Cielo. 

Por lo tanto, debéis rezar para que todos se conviertan. El hombre solo deseará la Salvación si cree que Dios existe. 

Dios os dará la recompensa en el Cielo. 

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, seáis perseverantes en vuestro si a Dios. Vos estáis colocando vuestras vidas en las Manos de Dios y tirando nuevamente a todo instante. Renunciéis al pecado cada día más y perseveréis en vuestra decisión.
Ayudéis a los Santos Padres los Papas a buscar a las ovejas que están distantes  de la Santa Iglesia. Es rezando que estaréis ayudando. Dios quiere a todos dentro de la Santa Iglesia para recibir las Bendiciones especiales para este pasaje de ahora. Muchos acontecimientos difíciles de soportar estarán llegando. Vos tenéis dos Papas ayudándoos, uno solo rezando y el otro cuidando de todo lo que el mundo necesita para perseverar en la fe. No os quedéis juzgando lo que acontece, Dios ve todo y sabe todo. El cuida de Su creación. 

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor. 

Brasileños, vos estáis comenzando a subir vuestro calvario, no os desaniméis. Haced todo lo que Dios os enseñó y enseña. Si caéis, aseguraos en las Manos de El y levantaos 
porque es la hora de permanecer despiertos, de pie y no descuidar de vuestras almas. Confiéis que Dios está siempre junto de vos. 

Todas las naciones: el mundo entero está en camino al calvario. 

Los terremotos ahora sucederán más fuertes y más frecuentes. 

Rezad por todos los que están en sufrimientos, seis pequeños o grandes, todos necesitan de oraciones. 

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo, 

María, la Inmaculada Concepción

Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Juan 10, 27-30
            Lecturas: At.13, 14, 43-52 - Ap.7, 9-14, b-17



Mensaje de Nuestra Señora, María Llena de Gracia
El Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora
El ÚLTIMO TIEMPO DE MENSAJES PARA LA HUMANIDAD


16 de abril de 2016

Queridos hijos, hoy en el día del Señor, con mucho amor y cariño, vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo. 

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo. 

Mis hijos, siento gran alegría en encontraros hoy aquí reunidos para rezar juntos delante de Dios Padre, Dios Hijo y de Dios Espíritu Santo. Están aquí también los Santos y los Ángeles y juntos vamos a ofrecer a Dios nuestras oraciones pidiendo la Paz para el mundo, la Paz en vuestra Patria y en todos los hogares, en las ciudades, en las carreteras, en todo punto del mundo. 

Nosotros estamos aquí Mis hijos, para trabajar en la construcción de un nuevo mundo, un mundo sin odio, sin guerras, sin ningún tipo de discordia, todo lo haremos con la Bendición de Dios por un mundo solo de amor. 

Como será lindo el nuevo mundo, todos serán bellos, llenos de amor, de paz, de alegría, todos serán ricos de felicidad porque Dios quiere daros esta Tierra Prometida. 

Yo estoy aquí en la tierra para ayudar a todos Mis hijos a caminar en dirección a esa Tierra Prometida. 

Estoy aquí para mostraros cuál es el Camino que os lleva para la Tierra Prometida, el Cielo, es Jesucristo. El es el único Camino que lleva al hombre para el Padre. 

El mundo hoy está en la oscuridad, porque está en una desobediencia tan grande que no ve el Camino del Cielo. Son tantas cosas que ciegan al hombre, porque el hombre está sin amor porque se apartó de Dios. 

El hombre tiene tiempo para mil cosas, pero no tiene tiempo para dedicar a Dios ni un poquito de tiempo. 

Veo Mis hijos en peligro, pero no puedo hace nada por ellos si ellos no Me piden, porque Dios no obliga a los hijos a procurar la ayuda de El. Es necesaria la fe, es necesario el hombre reconocer que fuera de Dios no hay ayuda, no hay Salvación. 

Pero Mi Inmaculado Corazón Triunfara porque acontecerán muchas costas en la tierra que el hombre va a despertar y recordar que existe alguien que puede ayudarlo a buscar el socorro en Dios. 

Dios Me envió al mundo para ayudaros, soy la Sierva de Dios, todo lo que hago es por orden de El y sé que un día Mis hijos Me procuraran, aun los que todavía están en otras religiones cuando ellos regresen a Pedirme ayuda Yo los socorreré. 

Mis hijos, no será fácil para el mundo atravesar de aquí en adelante, el tiempo que llego para todos los pueblos. Solo Dios puede socorreros. 

Vamos hijos, erguid vuestras manos para el Cielo pidiendo la Misericordia, todos los pueblos necesitan solo de la Misericordia de Dios. Ella alimenta, Ella sacia vuestra sed, Ella cura vuestras enfermedades, Ella trae el Pan Vivo descendido del Cielo para vos

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre los grandes milagros que acontecieron cuando los apóstoles de Jesucristo iban al encuentro de personas que sufrían enfermedades, con la falta de amor y de Paz. 

Los apóstoles de Jesucristo Lo amaban mucho y Jesucristo dio a ellos Dones especiales para llevarlos a los que estaban en todo lugar. Jesucristo es Misericordioso y hoy El quiere dar para todos los hijos dones especiales, pero es necesario que cada uno crezca en la fe, en la esperanza y en la caridad. Es necesario compadecerse de vuestros hermanos extender las manos, ayudar en todo lo que el hermano necesita. 

Lo que el mundo necesita más ahora es abrir e corazón para Dios y dejar que vuestros corazones sean templo de amor y de paz y que esta paz se derrame por todo vuestros corazones. 

Seáis hijos, portadores de paz, de misericordia, vos veréis ahora personas enfermas por las calles, porque los hospitales no tienen más condiciones para dar cabida a tantos enfermos y vos podéis ayudar rezando. 

Llego el momento que vos habréis de valorar un Ave María, porque veréis que un Ave maría puede realizar grandes milagros.Dios os preparo más de dos mil años para el gran cambio en vuestras vidas. 

Como aliviar los dolores, el hambre, la sed, aliviar la falta de un techo porque las catástrofes pueden causar todo esto, pero si tuvierais fe, venceréis todas las batallas.
Acercaos a la Santa Iglesia, está llegando el tiempo que vos queréis ir hasta una Iglesia para rezar pero no podréis entonces haced desde ahora un templo para dios en vuestros corazones. 

El vendrá, El se manifestará Su Paz y os vos sentiréis felices y fuertes porque Jesucristo venció todo por vos. El está en vos, está en todo lugar. 

Es esto lo que vengo a revelaros hoy par vuestra conversión. 

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad. 

Rezad por los ateos y paganos, seáis perseverantes en vuestra ayuda por la conversión de ellos. Dios os retribuirá en el Cielo. 

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo. Unión y oración, este momento sea para vos un momento de más oración por la paz mundial y por vuestra Patria. El hombre que busca ayuda en Dios es un hombre sensato. 

El mundo solo necesita de Dios. Vos sabéis que en Dios está toda la Felicidad, toda la Riqueza. 

Ayudéis a los Santos Padres a buscar a las ovejas descarriadas, ellas se fueron lejos y no sabe regresar solas. 

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor. 

Brasileños viene llegando gran sufrimiento para vos y hace muchos años os avise y todavía estoy avisando. 

Rezad, rezad, rezad, es la oración que trae la Paz, la Paz es Dios. 

Brasil necesita de Dios, pero está lejos de él porque está en el barro, se ensució mucho y mucho, y ahora no está consiguiendo quedar en pie. Vos brasileños sois un pueblo que está dividiéndose en varias religiones y por esto estáis en peligro. Despertéis y regresad a Dios, Dios solo tiene una Iglesia que es Jesucristo, si estuvierais fuera de ella corréis el riesgo de la oscuridad. La oscuridad es cuando el hombre merece ser castigado. Procuréis a Luz Mis hijos, la Luz es Dios, obedeced las Leyes que El os dio y entonces El os mostrara como levantar vuestra Patria

Rezad con fe, con esperanza y con mucho amor. 

La Patria es vuestra casa, cuides de ella. Dios esta con vosotros. 

Todas las naciones: Mis hijos, cada id estáis yendo en dirección a la tercera guerra mundial.
Preparaos, porque el mundo cayo una vez y se levantó, cayo una segunda y se levantó, pero el peligro de ahora es el caer y no levantarse más. El hombre está queriendo competir con Dios y va a perder porque Dios está encima de todo. 

Rezad, rezad, rezad, rezad y rezad. 

Agradezco la presencia de todos especialmente de la familia que se reunió y vino a Pedirme ayuda, esto es lindo, una familia que se une para buscar la paz para todos.
Llevéis en vuestros corazones Mi amor que Yo os doy con riqueza. Mi amor Dios Me lo da para daros a cada uno en abundancia. Dios es Fuente de Amor, Fuente que no se seca, puedo dar a todos mucho y mucho amor. 

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo, 

María, la Inmaculada Concepción. 

Debéis reflexionar en el Santo Evangelio de hoy: Juan.6, 60-69  -  At.9, 31-42