Nota Importante

Este es un blog estrictamente Católico. La información que aquí se publica es con fines de propagar el mensaje de Dios a través de sus siervos. Hay alguna información que no tiene que ver con los mensajes y aquí se publica para el conocimiento de todo el que visite esta fuente de información.

Amamos a Nuestro Dios Padre Todopoderoso y Eterno, a Jesucristo su Único Hijo Nacido del Padre, al Espíritu Santo dador de Todos los Dones, a la Santísima Virgen Maria, Madre de Dios y Madre Nuestra y a todos los Ángeles y Santos que habitan en el Cielo.

Es por ellos que este blog fue creado con la ayuda del Señor Jesús, Nuestra Bendita Madre Maria y la autoría del Espíritu Santo.

¡Bendecidos sean todos los habitantes en el Cielo y la Tierra!

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre
Consagración a Nuestro Padre Celestial

Hermanos Lectores

Los mensajes traducidos son publicados en orden cronológico. Hay ciertos mensajes que son enviados con fechas anteriores y aunque no siguen la cronología son publicados debido a su urgencia. Pido disculpas si esto causara algún malestar. No tengo control del orden en que los mensajes son enviados al email para su traducción, de todas formas lo importante es su publicación para el conocimiento de todos.

domingo, 2 de julio de 2017

Mensajes a Darly Chagas - Mes de Abril 2017


Mensajes de Nuestra Señora - María, Llena de Gracia
El Adviento del nuevo mundo - Palabras de Nuestra Señora
El último tiempo de mensajes para la humanidad

13 de Abril de 2017 – Jueves de Semana Santa
La Institución de la Santa Eucaristía - El Nuevo Mandamiento

Queridos hijos, con mucho amor y cariño, vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, Mis pequeñitos hijos, agradeced a Dios por la vida que El os dio. El os dio la Vida de El mismo, El quiere que todos seáis ricos de amor, de paz y de felicidad. El quiere Salvaros, El ya os Salvó pero vos todavía no disteis vuestra respuesta si queréis o no la Salvación.

Mis hijos, hoy la Santa Iglesia consagra el óleo que será usado durante la celebración de los Sacramentos del Santo Bautismo, el Santo Crisma, la Orden de Unción de los enfermos. Los Sacramentos son para vuestra santificación.

Rendid gracias a Dios por Su Misericordia sobre vos.

El prepara todo para cada uno de vos, El quiere que todos seáis felices eternamente. Por esto instituyó los Sacramentos, para que todos tengáis la belleza interior. Ellos son siete: el Santo Bautismo, La Confirmación, el Orden, la Confesión, la Santa Eucaristía, el Matrimonio, Unción de los enfermos.

Dios os da todo lo que necesitáis para ser felices eternamente.

Seáis puros y santos Mis hijos. El os invita a aproximaros mas a los Sacramentos para crecer en la conversión. Procuréis mejorar, porque vos estáis en gran peligro, estáis débiles en la fe, por no querer oír los Consejos de Dios.

La desobediencia Dios arruina vuestros corazones.

Los pecados están arruinando vuestros corazones, están haciendo de vos esclavos, están destruyéndoos. Cada día estáis idolatrando mas es pecado. Convertíos, convertíos, antes que sea tarde.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre la gran riqueza que El os dio el Sacramento de la Eucaristía, este es el Sacramento del Amor.

Todos los que se arrepienten de sus pecados y se confiesan pidiendo a Dios el perdón, recibirán la Gracia del perdón, podrán recibir la Santa Eucarística. Estos serán felices eternamente.
Jesucristo quiso permanecer con vosotros por toda la eternidad, por eso os dio de comer y de beber de Su propio Cuerpo. Os dio de comer de Su Carne y de beber de Su Sangre y de Su Divinidad para Salvaros, y para que podáis permanecer con El por toda la Eternidad.

La humanidad necesita permanecer en Dios, El la creó para tenerla con El eternamente. El pecado aparta al hombre de Dios, lo aparta también de su propia familia.

Todos necesitan permanecer en Dios, pero El no obliga a nadie a nada, El os da siempre la libre elección entre el bien o el mal. Pero El siempre enseñó, enseña y enseñará mientras haya pecado en el mundo, que el pecado lleva al hombre a perder la Salvación. El os enseña que, quien escoge el Cielo tiene que Obedecerlo y seguir Sus Enseñanzas, así será feliz eternamente. Quien escoja el Infierno no necesita cambiar nada, en el último día será lanzado.

Seáis humildes Mis hijos, obedeced los Mandamientos que Dios os dio, así no perderéis la Salvación.

El enemigo está llevando a muchos hijos a practicar el mal. Mataron a Mi Divino Hijo Jesucristo, el Hijo Unigénito de Dios, Verdadero Dios, Verdadero Hombre. Matan todos los días a los hermanos en el mundo entero, estrangulan, los cortan en pedazos, muchos de ellos prenden fuego, los ahorcan, le dan los pedazos a los perros, prenden fuego en las casas de los hermanos, abusan de los niños, de los jóvenes y hasta de los ancianos, roban, maltratan a los hermanos, no respetan a Dios y ni a los hermanos. Los que hacen todo esto están poseídos por el demonio, son esclavos de él, porque lo permiten.

Cuidado Mis hijos, Dios os dio la vida para ser felices, seáis buenos, seáis puros de corazón, seáis santos, vos estáis despreciando esta vida que recibisteis y os has vuelto esclavos del demonio.

Continuación II del Mensaje del día 13 de Abril de 2017 – Jueves de la Semana Santa

Sabéis queridos hijos, que vuestro cuerpo también un día tendrá que ser transformado, tendrá que estar un día delante de Dios. El alma vestirá nuevamente al cuerpo para presentarse a Dios en el día de Juicio Final.

Aquel día llegará de repente, sin nadie estar esperando que él llegue. Después de vuestra resurrección, seréis llamados delante de Jesucristo, El es Dios, es el Juez.

Seáis atentos Mis hijos, escuchad lo que Dios os habla, preparaos. Convertíos, enderezaos, corregid vuestros errores.

Cuando Jesucristo vino al mundo, así El dio inicio al gran cambio que el mundo tendría que pasar. Todos los que fueron purificados y santificados vivirán felices eternamente como Dios prometió.

Todo acontecerá en el mundo de aquí en adelante, como fue anunciado por tantos profetas, ya está a las puertas.

Mis hijos, vos sois invitados por Dios a ser verdaderos discípulos. Quien no quiere, estará perdiendo la oportunidad de mejorar delante de El.

Jesucristo antes de Su Muerte, El quiso hacer Su ultima Cena con Sus discípulos. El sabia que sería traicionado por uno de Sus discípulos, Judas Iscariote. El quiso que antes de Su Muerte conociesen a Su traidor. Judas ya Lo había vendido por 30 monedas de plata. Así seguía a Jesucristo por todos los lugares donde El iba. No lo perdía de vista.

Así en aquel día siguió los pasos de El y compareció en la cena. Jesucristo lavó los pies de Sus discípulos y después, durante la cena, reveló quién sería Traidor, instituyó el Sacramento de la Santa Eucaristía y dio el nuevo Mandamiento.

Cuando El vino al mundo, dio así el inicio al gran cambio que acontecerá muy pronto.
El enviará al Espíritu Santo para transformar a la humanidad purificándola y santificándola.

Todo va a cambiar de aquí en adelante, como ya fue anunciado por los profetas. Vos ya oísteis todo, ahora sólo os resta la preparación, porque no será fácil nadie. Todo están con dificultades, porque el mundo está provocando la Ira de Dios, esta entregándose en las manos del enemigo y él sólo dese destruir a la humanidad, destruir todo.

Muchas veces al día, al mundo entero, Dios está avisando de los peligros acercándose. Yo vengo en nombre de El para avisar al mundo a través de tantos mensajeros.

Ahora es tarde para toda la humanidad, el tiempo se está agotando, los hijos dejaron para la última hora, dejaron para convertirse a través de muchos sufrimientos.

Ellas están sucediendo despacio, pero muy fuerte, nadie puede parar la reacción de la naturaleza, sólo Dios. Pero el mundo no sabe hablar con Dios, porque no tiene fe y no confía en El.  
Dios os aconseja que busquen la ayuda que Él os ofrece.

Hay quienes no aceptan la ayuda que Él da y quien no acepta está perdiendo muchas oportunidades para disminuir los sufrimientos, especialmente el paso por el Purgatorio.

Es necesario aumentar la fe para rezar más, cuidar del alma y también hacer más caridades.

Jesucristo sufrió mucho, nadie en el mundo sufrió y no sufrió más de lo que El sufrió, porque Él cargó el peso del pecado del mundo.

Pero El resucitó venciendo la muerte por vosotros.

Seáis agradecidos Mis hijos, cuidéis de vuestras almas.

Vosotros estáis este año entrando en la parte más pesada para el mundo. Vosotros no sabéis lo que vendrá de aquí en adelante.

Preparad, vosotros no estáis listos para presentaros ante Dios. Vosotros no quisiste valorar los Avisos que Él os envió y continúa enviando.

Vosotros sabéis que soy vuestra Mediadora entre el Cielo y la tierra. Soy la que sirve al Señor y vengo por Voluntad de Él, a traeros los Avisos que Él os envía en todos los tiempos. Vosotros estáis corriendo el peligro de rebelarse contra Dios.

Vosotros todos los días estáis oyendo las amenazas al mundo, amenazas de terribles guerras, por ahora son sólo amenazas, pero de repente cambia todo y así empezará a empeorar.

Continuación III del mensaje del día 13 de abril de 2017 - Jueves de la Semana Santa

Dios va a cambiar el mundo, pero el cambio que sucederá ahora son muchos sufrimientos, sólo después vendrá la paz. Sólo cuando Dios manifieste la corrección de la humanidad en un parpadeo de ojos, veréis que todo pasó, nace el nuevo mundo.

Vos brasileños, veréis solamente el inicio de los acontecimientos con los ojos de la carne, el resto veréis con los ojos del espíritu. Despertad y convertíos.

Esto es lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y los paganos, ayudadlos con vuestras oraciones, para que ellos se conviertan con urgencia y vuelvan a la Santa Iglesia antes de que sea tarde.

El que no cree en Dios está en la oscuridad, ya está vagando sin rumbo porque no está bien.
El peligro mayor es para quien no cree en Dios.

Ayudad a vuestros hermanos con vuestras oraciones. Dios os dará la recompensa en el Cielo. Muchos todavía se convertirán a través del amor, pero otros sólo a través del dolor.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, vosotros habéis sido beneficiados con los sacramentos, recibiste la Luz del Divino Espíritu Santo en la hora del Bautismo, que os ilumina todos los días de vuestra vida. Es con esta Luz que comprendéis todo lo que Dios os da.

Es necesario permanecer debajo de Ella toda la vida. Pero si despreciáis esta Gracia, quedaréis en la oscuridad. Esto significa quedarse fuera de la Gracia de Dios, el paganismo y el ateísmo. Por lo tanto, sed fieles a Dios, sólo Él puede darles protección.

Ayudad a los Santos Papas en esta hora tan dolorosa para el mundo, hay que buscar ovejas que se alejaron, antes de los acontecimientos de ahora. Rezad siempre para atraerlas a Dios. Sin Dios en el corazón el hombre sufre y puede incluso perder la Salvación. Vamos a buscar a los que están lejos de Dios.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

En el caso de la Iglesia, el tiempo es corto, quien se prepara sufre menos, y quien no se prepara sufre más de lo que puede imaginar.

Quien reza encuentra solución para cualquier problema.

Todas las naciones, vienen llegando a vosotros momentos muy difíciles, vosotros quedaréis pensativos si conseguiréis vencer vuestros sufrimientos o no. Pero consolaros porque Soy la Señora de la Consolación de todos vosotros, rezando junto a Conmigo, no os desesperaréis, seréis pacientes y recibiréis la misericordia de Dios. Él Me envió al mundo para consolarlos, no para impedir lo que tendréis que soportar, pues es con fuego que se purifica lo que está sucio.

El ser humano está en el lodo del pecado, tendrá que ser lavado y calentado por el amor de Dios, para hacerse santo.

Agradece a Dios porque sólo Él sabe qué hacer para salvar a los hijos que tanto ama.
Ahora os bendigo en el nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo el Salvador del mundo,


María, la Inmaculada Concepción



Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Juan 13,1-15
1ª lectura: Éxodo 12,1-8-11-14 - 1 Corintios 11,23-26

El nuevo mandamiento: Juan 13, 34-35
(34) Os doy un nuevo mandamiento: "Amaos los unos a los otros. Como yo os he amado, así también vosotros debéis amaros los unos a los otros.
(35) En esto todos conocerán que sois mis discípulos, si os amáis unos a otros.


sábado, 22 de abril de 2017

Mensajes a Darly Chagas - Mes de Marzo 2017



Mensajes de Nuestra Señora - María, Llena de Gracia

El Adviento del nuevo mundo - Palabras de Nuestra Señora

El último tiempo de mensajes para la humanidad 


26 de marzo de 2017


           Queridos hijos, con mucho amor y cariño, vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo. 


Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.
Mis hijos, aquí vengo para ayudaros en este momento tan difícil para el mundo, porque él está idolatrando el pecado. 

El mundo está perdiendo el poco coraje que tiene de cultivar la fe en Dios. Vos estáis distanciándoos de la Felicidad Eterna, porque no habéis amado a Dios como debéis. 

Meditéis un poco ahora, en este momento de Cuaresma, sobre vuestra mejora para no perder la Salvación. 

Vos estáis reviviendo el tiempo en que Jesucristo Mi Divino Hijo estaba en el desierto, haciendo oraciones y ayunando para fortalecerse cada día más, porque El siendo Dios sabia de todo lo que sus perseguidores serian capaces de hacer contra El, para Destruirlo.  

El pueblo esperaba la Venida del Mesías, para liberarlo de toda la esclavitud en que era sometido. Pero los que reinaban no pensaban que serian destronados algún día, pensaban apenas en acabar con cualquier ser humano que intentase quitarle los poderes que tenían. Pero el Vencedor ya estaba allí entre ellos, era Jesucristo, y muchos de ellos ya sentían que El estaba entre ellos y seria el Vencedor. Jesucristo era una amenaza para ellos, ya estaban tramando las trampas para Atraparlo y así iba caminando entre ellos. 

Jesucristo estaba en el desierto y el demonio también estaba Tentándolo para que El flaqueara y perdiese la batalla. Jesucristo sufrió mucho con las persecuciones del demonio que ofrecía todo a El para que flaqueara y perdiese las fuerzas. Pero El no flaqueó y caminaba en dirección a Su Muerte y Resucitaría al tercer día. Después de ser sepultado. 

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre la fe que cura todos los que dudan del Poder de Dios. El os enseña también sobre el Juicio que El hace, no el juicio del hombre. 

Cuando Dios escoge a alguien para Servirlo, no la hace al mundo estar en contra de la escogida de EL pues nadie conoce el interior de los corazones, sólo Dios conoce los corazones de los hijos. Por lo tanto, no es justo que los hijos rechacen cualquier persona que está al servicio de Dios y ni a los que no lo están.

Vos debéis apenas aceptar la Voluntad de Dios y procurar escuchar la voz de los profetas escogidos por El. Llegará el  día que vos sentiréis vergüenza de vuestras críticas a los que en este tiempo están sirviendo a Dios, sembrando los mensajes que llegan del Cielo. Para todo lo que Dios hace entre los hombres, El escoge a un servidor y este servidor tiene toda la protección de Dios. Los que los persiguen serán castigados como merecen. Dios os muestra la importancia de la aceptación. 

Dios es Luz, El esta iluminándoos, para que podáis comprender vuestra caminata de ahora, estáis en el fin de vuestra jornada, es necesario esforzarse para comprender que tenéis que someteros a la Voluntad de El. 

No debéis señalar los errores en vuestros hermanos, todos erran y quien corrige es Dios, El es el Señor de todas las cosas. Jesucristo os mostró a través de la cura del ciego, aquel que fue escogido de Dios para ser ejemplo para el mundo. 

Los perseguidores de Jesucristo sólo procuraban en Derrotarlo, en el fondo de los corazones ellos ya sentían que no podrían Vencerlo. Ellos preparaban las peores trampas que eras sus lenguas para Derrotarlo, pero no lo conseguían. Querían Entregarlos a los verdugos por eso acompañaban a Jesús para todos los lugares. Jesucristo curó al ciego y este ciego siendo un instrumento de Dios fue interrogado por los perseguidores, y humillado. Pero Jesucristo le dio fuerza y coraje y él venció.
Jesucristo había curado con barro y Su saliva, lo mandó a lavarse sus ojos en la 'Piscina de Silo' y él regresó curado. Esto irritó a los perseguidores y ellos humillaron al ciego. Jesucristo al encontrarse con él lo consoló y entonces lo interrogó sobre lo que sentía dentro del corazón.
 Y el ciego dio su testimonio de fe. "Yo creo Señor", y se postró delante de Jesucristo.
Veáis Mis hijos, como la fe remueve todo lo ruin que está en la humanidad. Basta creer verdaderamente para ser curado

Pero la fe es necesario cultivarla, el hombre tiene que pedir ayuda a Dios hasta para tener fe. No es fácil para el pecador tener fe, es necesario rezar, es necesario tener perseverancia. 

Mis hijos, cómo es bueno saber que los hijos creyendo pueden vencer muchas cosas. 

Son tantos hijos que necesitan los milagros de Dios y  no tienen fe! Si la tuviesen alcanzarían la Gracia de la curación.

Pobres hijos, la mayor parte de la humanidad no cree en Dios y por eso está sufriendo más que los otros. Otra parte sufre y ofrece el sufrimiento por la Salvación del mundo, estos son alimentados en la fe y soportan por amor a Dios. Vos debéis esforzaros porque de aquí en adelante veréis muchas tristezas en el mundo y si todos rezan mas, podrán conseguir una solución para soportar sin desespero. El desespero es un gran peligro para el alma. 

Llegó el momento de la humanidad decidir si mejora o no. Aumentéis vuestra esperanza, la fe, la caridad. 

Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión. 

Acompañéis a Jesucristo de corazón abierto en este tiempo que estáis reviviendo el sufrimiento de El en el desierto. 

Vuestros corazones son un gran desierto sin el Agua del Divino Espíritu Santo. Jesucristo puede daros el Espíritu Santo. El es la Luz del mundo porque es Dios. 


Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad. 

Rezad por los ateos y paganos, cuando Dios derrumbe  toda la falsa ciencia, os librará a los que fueron conocedores y reconocieron sus errores. Vuestras oraciones están ayudando en la conversión de los que retornarán a la Verdad. 

Dios os dará la recompensa en el Cielo. 

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, unión y oración, estáis siempre con vuestros corazones abiertos para que la Luz de Dios entre y se quede con vosotros para siempre. 

Ayudéis a los Santos Papas a buscar a las ovejas descarriadas. 

Dios va a limpiar al mundo y entonces será un mundo que nunca más tendrá suciedad. El que merezca la Salvación será fiel para siempre y tendrá solamente felicidad, la infelicidad es causada por los pecados de todos. 

Pero la Misericordia de Dios quema el pecado y da a Sus hijos la liberación para siempre. 

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor. 

Mucho os fue dado y mucho será cobrado. 

Cuando los hijos rezan y ven el resultado de la oración, quedan alegres. Pero cuando dudan y no rezan, sufren amargamente. Todos vos brasileños necesitáis de preparación para no caer en el desespero, así como todos los otros países. Es hora de retornar a la fe verdadera. Vuestro país está en peligro, vos necesitáis de protección contra catástrofes fuertes. Aumentéis vuestra fe, creáis que Dios os ama y seáis gratos al amor que recibisteis cuando El os envió tantos avisos. 

Cosas terribles acontecerán y vos sólo estáis dudando. 

Brasil fue el país que mas recibió mensajes para ser divulgados por toda la tierra y los brasileños son los que están despreciando mas. Despertéis y enderezaos, no hay mucho más tiempo. 

Todas las naciones, bebed de esta Agua que está brotando de la Fuente del Cielo. Quedareis fuertes y seréis vencedores. Dios no abandona a nadie. Rezad, rezad. 

En Fátima Yo dejé avisos y mas avisos, ahora nada más podrá evitar lo que se aproxima. Preparaos, preparaos. 


Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo, 




María, la Inmaculada Concepción.



            Debéis reflexionar sobre o Santo Evangelio de hoy: Juan: 9,1.6-9, 13-17, 34-38.
            1ª lectura 1Samuel 16, 1b, 6-7.10-13ª  -  2ª lectura Efesios: 5, 8-14.






Mensajes de Nuestra Señora - María, Llena de Gracia

El Adviento del nuevo mundo - Palabras de Nuestra Señora

El último tiempo de mensajes para la humanidad 

19 de marzo de 2017

3er Domingo de la Santa Cuaresma - Fiesta de San José

En este lindo día el Señor viene a alimentaros con Su Santa Palabra, para que tengáis Vida Eternamente. 

La Palabra de Dios es Luz, es Salvación. Ella es Sabiduría, es todo lo que trae al mundo el conocimiento de la Verdad. Por lo tanto, vos debéis acogerla con alegría pues vos necesitáis ahora del consuelo en este tiempo de gran sufrimiento para el mundo. 

Estoy feliz en poder traer hasta vos la alerta que el Padre os envía, llamando a todos a la conversión lo más rápido posible porque lo que viene para la humanidad ya está a las puertas. 

Si Dios no os alertase, vuestra vida quedaría encerrada aquí mismo en la tierra. Vos no tendríais el derecho de conocer el Cielo ni el Paraíso terrestre. Pero El os ama con verdaderísimo amor por esto os alerta llamándoos a la conversión. 

Así podréis prepararos para el gran cambio en vuestras vidas, es necesario parar de pecar, es necesario reconciliarse con Dios antes que sea tarde. Es necesario arrepentirse de vuestros pecados, pedir el perdón a Dios y no pecar más. 

Sólo con el interés por la Salvación es que conseguiréis el verdadero arrepentimiento. Sólo así llegareis a la Felicidad Eterna. 

Es necesario desapegaros de todas las cosas que son pasajeras y aumentar la esperanza en la Promesa de Dios. 

La conversión es el fruto de la Palabra de Dios sobre vuestras vidas. El cuida de todos los hijos, aun de los que no Lo reconocen siendo El Dios y Señor de todas las cosas.

Dios quiere que todos lleguen al Cielo. Convertíos, convertíos, no hay mas mucho tiempo para convertirse. 

Queridos y amados hijos de Mi Inmaculado Corazón, os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo que os ilumina conduciéndoos para siempre con Su Luz. 

Soy la Sierva del Señor, María, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo, el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo. Soy la Inmaculada Concepción de María, Soy la Mensajera de Dios y en el mensaje de hoy El os agradece por el momento de oración y os alerta:

"Mis hijos, abrid las puertas de vuestros corazones, quiero daros a todos la Sabiduría, el Conocimiento, quiero dar el Espíritu Santo. 

Quiero transformar vuestros corazones en felicidad. 

Cuando vuestros corazones están cerrados, el mundo entra en gran dificultad. Los hijos sólo mejoran si deciden por la Salvación de sus almas. Si los hijos no perseveran en la fe, acabaran perdiendo la Felicidad Eterna. Pero si regresan a Mi, serán Felices Eternamente. 

Veáis cómo los días están quedando más pesados y quedaran aun más todavía, por culpa de vuestros pecados. 

Es necesario crecer en la fe y en la esperanza, es necesario practicar la caridad. 

Vos estáis dejando para corregir vuestros errores en la ultima hora, pero quién sabe cuándo será vuestra ultima hora Soy Yo porque Soy vuestro Dios, Soy el que Soy, todo está bajo Mi autoridad. 

Os alerto porque os amo con Amor Eterno. 

Cuando estáis en peligro os alerto, rezad atendiendo al Consejo que os doy porque Soy vuestro Dios y os digo: vos no tenéis mucho más tiempo. Viene ahí gran sufrimiento para todos vosotros. Apresuraos en desapegaros de las cosas materiales y de vuestra desobediencia." 

Queridos hijos, unidos vamos a reflexionar las Palabras de Dios nuestro Padre Eterno, el Todopoderoso, que hoy una vez más os invita a la conversión. 

El os alerta sobre la limpieza de vuestros corazones. Limpiándoos comprenderéis que no estáis preparados para las grandes dificultades que se aproximan. Cuánto tiempo os he revelado que los países pasaran falta de repente de todo lo que estáis acostumbrados. 

El mundo está en peligro de guerra mundial, comienza con cortes de alimentación, remedios, agua y muchas otras cosas. 

Dios os está alertándoos y vos no estáis llevando en serio y estáis corriendo gran riesgo pro causa de la duda, es necesario tener fe. 

Preparaos, algo terrible va a acontecer ahora muy cerca. 

Mis hijos, también hoy vuestra fe está muy débil. Convertíos, convertíos, convertíos. 

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre el momento que El sopla sobre vos el Espíritu Santo para comprender lo que vos no comprendéis todavía. 

El os da de beber del agua de la Fuente de Sabiduría, pues os da el Espíritu Santo para comprender lo que todavía no comprendéis. Vos escuchasteis todo lo que El habló con la Samaritana en el pozo donde ella sacaba agua para beber y usar en su casa. El le pidió a ella agua para saciar la sed y le rebeló sobre el Agua que saciaba para siempre la sed espiritual. El derramó sobre ella el Espíritu Santo para ella descubrir que estaba delante de su Salvador. Y ella descubrió y se alegró, llevó a los hermanos la buena noticia porque tuve fe y reconoció que estaba delante de ella Aquel que vino a Salvar a los pecadores del mundo. El así le dio a ella el conocimiento de que sólo es descubierto por la Gracia que Dios da. La Luz que ilumina los corazones, el Amor de Dios, el Divino Espíritu Santo.
Quien tiene fe no pasará sed, cree que Dios sacia tanto la sed espiritual como la material. Vos también habéis visto el agua brotar de repente en varios lugares de Mi aparición. 

Mis hijos, ahora quiero hablar sobre San José en este día dedicado a él, Mi castísimo esposo. Así recibió la misión que Dios Padre le dio a él, de ser el padre adoptivo de Jesucristo, cuidando de El con mucho amor y responsabilidad. 

San José es también un padre para todos vosotros, debéis amarlo mucho, él cuida de vos rezando delante de Dios por todos los pueblos. 

Fue maravilloso para Mí, ser la esposa de él en la tierra, juntos cuidamos de Jesucristo mientras el Padre determinó y hoy cuidamos de todos vosotros. Todos los niños del mundo también son protegidos por él. San José era muy trabajador por eso es protector de los trabajadores, pero son pocos los hijos que recurren a él pidiendo protección en el trabajo. 

Jesucristo tiene un amor muy fuerte por San José y por Mí, que Soy la Escogida de Dios para ser Su Madre. 

San José es ejemplo para el mundo de responsabilidad, de aceptación, de amor al prójimo, de amor por los niños.

Recordéis siempre de recurrir a San José en vuestras aflicciones. 

Mis hijos, vos estáis en tiempo de pruebas difíciles, no despreciéis los recursos que el Cielo os ofrece, aumentéis vuestra esperanza y la caridad. Así soportareis todas las pruebas de ahora y venceréis. Este es un Consejo que os doy. Soy vuestra Madre Celestial, vuestra Abogada, vuestra Mediadora entre el Cielo y la tierra, recordéis siempre que Dios Me hizo Madre de todos vosotros, para ayudaros en todos los momentos difíciles. 

Si tuvierais fe, la esperanza viva dentro de vuestros corazones, no dudaríais que el socorro de Dios llega en la hora cierta. Vos estáis en gran peligro, necesitáis aumentar vuestra fe para vencer las dificultades. Vos necesitáis de más fuerza, más coraje, Yo estoy con vosotros para ayudaros, vos debéis escuchar lo que os revelo, son señales para comprender que estáis en gran peligro. 

Cuántas señales ya di al mundo, agua, oleo, miel y hasta sangre brotando de las imágenes que Me representan. 

Pero, la mayor parte no es capaz de meditar sobre la señales que vienen. Por lo tanto, vos necesitáis aumentar vuestra fe para comprender cómo pedir el socorro a Dios, cuando la situación del mundo se empeore. 

Dios os socorrerá siempre, es necesario tener fe, Jesucristo manifiesta Su Poder en la hora cierta. 

El fue capaz de asumir vuestros pecados y morir en la Cruz por vos, para Salvaros. El os da todo lo que vos necesitáis. 

Despertéis Mis hijos, Dios dio agua al pueblo que caminaba con sed al lado de Moisés, El os dará también si tuvierais sed, pero es necesario tener fe. El fue capaz de vencer la muerte para que vos no murieseis y vivieseis eternamente. Creáis Mis hijos, creáis y mereceréis la Salvación.            
Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión. 

Ahora os pido la Santa Misa, la Santa Eucaristía con fidelidad a Dios. 


Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad. 

Rezad por los ateos y paganos, ayudéis a vuestros hermanos rezando por ellos con fe, esperanza esto es caridad. 

Cuando ellos se conviertan se sentirán felices con vuestra ayuda, entonces agradecerán a Dios, porque El tiene compasión de ellos. 

Muchas cosas cambiarán para ellos, porque vos rezasteis por ellos mientras ellos no rezaban. Dios os dará la recompensa en el Cielo. Dios valora la ayuda de todos unos por los otros. 

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, vuestros corazones necesitan fortalecerse ahora mucho más todavía, antes que venga la gran destrucción causada por terribles catástrofes, y la peor causada por la guerra mundial. 

No continuéis indiferentes a las alertas del Cielo. Ayudéis a los Santos Papas a buscar a las ovejas que están lejos. Todos necesitan refugiarse en el Corazón de Jesucristo, lo mas de prisa.
Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor. 

Brasileños, preparaos, la situación vuestra quedará difícil, tempestades y mucha revuelta en el país. Quedareis en gran dificultad. Yo os alerté sobre las tempestades materiales, espirituales y naturales, ahora veréis acontecer en varios países y en el vuestro también. 

Brasileños, preparaos, la situación vuestra quedará muy difícil, tempestades y mucha revuelta en el país. Quedareis en gran dificultad. 

Todas las naciones, preparaos, será muy doloroso y el tiempo que vos estáis viviendo ahora. Sólo Dios puede 


  Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo, 




María, la Inmaculada Concepción.



Gracias por responder al Llamado de Dios. Felices los que están respondiendo, estos recibirán mucha fuerza para vencer las dificultades de ahora.      

Ahora os ofrezco Mi Inmaculado Corazón como Refugio en la hora del gran castigo que se aproxima para el pecado. Un gran castigo se aproxima para el pecado, cuidéis de vuestras almas. 

Con todo el cariño y amor de Madre os deseo la Paz y llevo hasta Dios vuestros pedidos. 

La Paz de Nuestro Señor Jesucristo esté con vosotros ahora y para siempre. Amén. La Paz. 

            ¡Paz! ¡Paz! ¡Paz! ¡Amén! ¡Amén! ¡Amén!



Bendito sea Dios, Bendito sea o Su Santo Nombre.


            Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Juan 4, 5-15, 19b-26, 39a, 40-42
            1ª lectura: Éxodo 17, 3-7 - 2ª lectura: Romanos 5, 1-2, 5-8.


Mensajes de Nuestra Señora - María, Llena de Gracia
El Adviento del nuevo mundo - Palabras de Nuestra Señora
El último tiempo de mensajes para la humanidad


12 de marzo de 2017

2do Domingo de la Santa Cuaresma - La Transfiguración del Señor

Queridos hijos, con mucho amor y cariño, vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo. 

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, vos estáis reviviendo el tiempo en que Jesucristo se preparaba para la hora de Su Martirio. El sabía todo lo que tendría que pasar y por eso se preparaba para vencer.

Vos debéis acompañar nuevamente el tiempo de toda la Santa Cuaresma y de esta vez preparándoos también, porque las cosas dolorosas que están llegando para el mundo, vos solo las venceréis si hiciereis, penitencias y oraciones.

Jesucristo os enseñó cómo vencer. Vos debéis valorar más las Enseñanzas de El para vencer como El venció.

Vos ya recibisteis tantos Avisos del Cielo y todavía no comenzáis a prepararos. Así sufriréis mucho más. Es necesario pensar más en vuestras almas, los riesgos que ellas corren de ser condenadas al Infierno, por pisar en la Gracia de Dios para cada pecador.

Vos ya sabéis que Jesucristo nunca perdió y no pierde ninguna batalla. El asumió vuestros pecados para Salvaros. Por esto El fue perseguido y fue condenado a muerta en la Cruz.

Pero en ningún momento El dejo de ser Dios, pero El no hizo uso de Su Poder antes de Su Muerte. El fue obediente al Padre en todos los momentos. Soporto todo por amor al Padre y por vosotros pecadores. El quiso libraros de la condenación al Infierno si vos os convertís hasta en la hora de la muerte.

Hoy vos tenéis la Santa Eucaristía para fortaleceros, con Ella vos venceréis todas las batallas que están llegando para el mundo. Pero es necesario tener fe, tener respeto verdadero por Ella. Es necesario crecer en la fe, en la pureza, en la santidad.

Son muchos y muchos años que Dios está ensenándoos que es necesario valorar la vida que El os dio.

No os apeguéis a las cosas que no son eternas, cosas materiales, no os apeguéis al pecado.

Seáis puros y mansos de corazón, seáis fieles a Dios, vos estáis aprendiendo pero estáis despreciando lo que ya aprendisteis.

Viene llegando la hora en que tendréis que pasar por grandes sufrimientos, pero hasta ahora no fuisteis capaces de modificar vuestro comportamiento.

Es necesario vivir este momento esforzándoos para vencer.

Así no conseguiréis mejorar vuestra vida, porque está faltando la fe. Sin creer en Dios no venceréis ninguna batalla.

Dios existe y vos no sabéis la hora en que seréis llamados delante de El para rendir cuentas de vuestras deudas (vuestros errores). Vos no sabéis cuánto estáis aumentando vuestros pecados. Procuréis hacer la limpieza dentro de vuestros corazones. Vos estáis juzgándoos como si fueseis inocentes, limpios de pecado. Rezad pidiendo a Dios fuerza para echar fuera de vuestro corazón, de vuestra conciencia, los pecados escondidos, de vos y de vuestros hermanos.

Vos estáis esperando acontecer primero alguna cosa dolorosa para después tomar la iniciativa de reparación de vuestros errores. Rezad con antecedencia para no os desesperar en momento ninguno. Escuches Mis hijos, los Consejos que os doy, Soy vuestra Madre Celestial y todo lo que traigo del Cielo para vos es por Voluntad de nuestro Padre que está en el Cielo, en la tierra y en todo lugar. Enderecéis vuestros corazones, vuestra vida, para entregarla a Dios.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios vos lleva hoy a reflexionar sobre el momento maravilloso que aconteció en el Monte Tabor, la Transfiguración de El.

Jesucristo fue con tres de Sus discípulos, Pedro, Santiago y su hermano Juan. Ellos estaban allí para hacer sus oraciones al Padre y allí aconteció delante de ellos la Transfiguración de Jesús. Sus ropas quedaron blancas como la Luz que resplandeció en Su rostro. Quedó como un sol. En aquel momento aparecieron Moisés y Elías y conversaron con Jesucristo.

Los discípulos quedaron admirados y Pedro preocupado luego dice a Jesucristo que sería bueno que se quedasen allí y si El quisiese haría allí tres tiendas, una para El (Jesús), otra para Moisés y otra para Elías.

Pero en aquel momento una nube luminosa los cubrió con una sombra y de ella oyeron una voz que les decía: "Este es Mi hijo muy amado, en quien Yo puse toda Mi afección, Escuchadlo" Mateos, 17: 5.

Asustados los discípulos cayeron con el rostro en la tierra.

Jesucristo le dijo que se quedasen de pie y que no tuviesen miedo. Ellos entonces alzaron los ojos y no vieron a nadie más, a no ser a Jesucristo cerca de ellos.

El le dijo que no dijeran nada a nadie, hasta que El Resucitara de entre los muertos.

Como vos aprendisteis hoy, Dios Padre preparaba al Hijo todos los días, para que El se fortaleciere, y así también preparaba a los discípulos para que prestasen más atención a las Enseñanzas de Jesucristo.

Dios Padre estaba llamando a todos los hijos, pero pocos se interesaban en atender a este Llamado de El.

Ellos flaquearon porque no querían renunciar a las voluntades propias.

Hasta los discípulos que atendían luego al Llamado de El acostumbraban a flaquear porque todavía dudaban en ciertas horas. Tenían muchos momentos de dudas.

No es fácil cultivar la fe, muchos piensan que tienen mucha fe, pero flaquean de vez en cuando. Pero esto es porque el pecado todavía esta dominando a la mayor parte de la humanidad. Si vos continuáis así perderéis el poco de fe que tenéis.

Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.
Rezad por los ateos y paganos, sin vuestra ayuda, ellos se van apartando más de Dios y se apegarán más al materialismo. Llegarán al punto de considerar que Dios nunca existió.

Ayudéis a despertarlos, esto es prueba de amor por Dios.

Dios os recompensará en el Cielo.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, extended vuestras manos haciendo caridad para que no os falte ayuda en el futuro.

El amor esta en todos los que son caritativos y estos no pasaran hambre en el tiempo de hambre, ya está muy cerca.

Ayudéis a los Santos Padres los Papas a buscar a las ovejas que desertaron, ellas sufrirán mucho, pueden hasta secarse como se secan las plantas cuando no son cuidadas. Vamos todos a ayudar a los Santos Papas con oraciones para que regresen a la Santa Iglesia los que se dispersaron.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.
Brasileños, preparaos, después de la Semana Santa vendrán muchas lluvias fueres que dejaran muchos sin hogar.

Ayudéis a quien necesita, esto es acto de caridad.

Todas las naciones, aumentéis vuestras oraciones, el mundo quedará asustado de repente con las amenazas de guerra. Unión y oración para vencer.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción.

     
Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Mt.17,1-9.

            1ª lectura: Génesis 12,1-4a  -  2ª lectura: 2 Timoteo 1,8b-10.

Mensajes a Darly Chagas - Mes de Febrero 2017



Mensajes de Nuestra Señora - María, Llena de Gracia
El Adviento del nuevo mundo - Palabras de Nuestra Señora
El último tiempo de mensajes para la humanidad

26 de Febrero de 2017

Queridos hijos, con mucho amor y cariño, vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo. 

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo. 

Mis hijos, vos estáis ahora en tiempo de muchos peligros. Tiempo de terribles tempestades, de epidemias, de muchos sufrimientos, vos tendréis que pasar por grandes dificultades. 

Cada día surgen problemas más difíciles en el mundo, pero la humanidad no procura crecer en el amor a Dios, ella está dividida entre cosas materiales y la fe. La preferencia ha sido por las cosas materiales y no las espirituales. 

Cuando ella concientice que no tiene fuerza si no tiene fe, será tarde, es necesario cambiar ahora, aumentar la fe en Dios. 

Las cosas materiales no son eternas, ellas pasan. 

Dios os enseña cada día más que la fe es fuerza para resolver cualquier problema, pero los hijos no quieren Escucharlo. 

Todos los pueblos necesitan aumentar la fe, cosas terribles están llegando para la humanidad y ella no soportara porque no valoró la gracia de El. 

Mis hijos, cuando Dios os llama, debéis Atenderlo lo más rápido posible, porque El es el único que sabe verdaderamente lo que el enemigo, que es el propio demonio, hace delante de vos. 

El mundo esta tan entregado a las ilusiones que no se interesa por nada que Dios enseña. Cómo es doloroso saber que la mayoría esa comportándose así, con total indiferencia y corriendo el riesgo de perder la Salvación.

El desprecio del hombre por el Llamado de Dios es terrible, un gran castigo podría venir más de prisa de lo que podéis imaginar. Cuanto más el hombre desprecia las cosas del Cielo, mas peligro acontecerá. Quien no se prepara, desconoce el peligro y no tiene cómo huir de él.

Muy pronto vendrá para el mundo la guerra, ella ya está a las puertas, es necesario que todos regresen para Dios con urgencia. 

En breve viene para el mundo grandes catástrofes, es necesario rezar, rezar y rezar mucho mas.
Lo que tendrá fin es el pecado, donde él estuviere la Fuerza de Dios va a buscarlo y quemarlo en el fuego del Infierno. El pecado necesita acabar, él no será el vencedor, sólo Dios es el Vencedor. Por esto todos los pueblos necesitan ahora cuidar del alma, porque muchos podrán perderla dentro de poco. 

Dios nunca dejó de instruir al hombre respecto al peligro del Infierno. Si el hombre no quiere saber, acabará perdiendo la Felicidad Eterna. Quien no renuncie al pecado pierde la Salvación.

Convertíos Mis hijos, convertíos, el tiempo de conversión se está terminando. 

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre la total entrega a El. Todos los hijos deberían hacer esta entrega con amor, la Promesa de El sustenta a los hijos de pie, El no abandona a nadie, El ama verdaderamente aquellos que valoran la vida que recibieron de El.
Gran parte de los hijos desprecia la vida y la arruina. 

Pero, habrá ahora un tiempo que todos quedaran pensativos si piden el perdón de los pecados o si desisten de la Felicidad Eterna a cambio del Infierno. 

Es necesario rezar mucho para que todos se conviertan. 

Vos no debéis flaquear, convertíos, convertíos. 

Mis hijos, escuchéis lo que el Señor quiere de vos, vos estáis en un tiempo muy difícil, en todos los lugares esta el Llamado de Dios porque es hora de muchas catástrofes. 

El enemigo puso en el mundo muchas cosas para apartaros del amor a Dios. Cada hijo necesita estar atento para no caer en esta trampa. Lo que los hijos necesitan más es escuchar la Palabra de Dios y Guardarla dentro del corazón, para Vivirla cada momento. 

Vos escuchasteis la Vos de Dios llamándoos, ahora haced lo que El manda pues vos estáis en gran peligro. Vos escuchasteis que vuestra vida es la cosa más importante, no debéis descuidar de ella, al contrario, debéis ahora cuidarla más todavía para no perder la Felicidad Eterna. 

Mis hijos, Dios os habla también sobre la esperanza que debéis cultivar con antecedencia porque la Promesa que El os hizo fue de daros la Salvación no debeos Perderla. Solamente El puede juzgar vuestra vida. 

Dios os ama más de lo que vos podéis imaginar. 

Aquellos que no aman la vida que de El recibieron, sufrirán mucho. El os ama con verdaderísimo amor, ama a todos los hijos. El sabe que los hijos Lo ignoran, no son todos, pero la mayor parte no Lo ama como deberían Amarlo. Gran parte no cree en el pecado, porque no creen en Dios y para ellos no tiene importancia hacer el mal a los otros, todo es posible. 

Pero llegará el día que van a sentir un dolor profundo que lloraran lágrimas de sangre por causa del arrepentimiento. 

Pero Dios es Misericordioso, ilumina a los corazones día y noche, hasta los que piensan que así si creen en el perdón pedirán perdón de los pecados que están allí en el corazón de ellos acumulados por muchos y muchos años.

Mis hijos, también hoy vos estáis siendo beneficiados con la ayuda del Santo Evangelio, podéis escuchar los Consejos de Jesucristo, es como si El estuviese presente a vuestros ojos de la carne, hablando con vosotros directamente y vos esforzándoos para enderezar vuestros pasos. 

Si cada día revivíais el Santo Evangelio con amor, vuestra vida mejorara, es necesario tener fe, sentir en el corazón que Jesucristo está presente delante de vos y hablando para vos. 

Seáis fieles Mis hijos, coloquéis en práctica todo lo que El os enseña y así viviréis eternamente.
Y hoy os invito a pensar más en la tempestad material que vendrá sobre el mundo. Especialmente por vos brasileños es hora en que debéis pensar un poco más, que las cosas materiales son pasajeras, un día ellas acaban y entonces vos tendréis que prepararos para pasar por eso. 

Desapegaos de todos y confiéis que Dios os sustenta de pie, no os despreciéis por causa de nada. Recordéis que antes El os enseñó cómo vencer cualquier dificultad que vendrá para vos. Dios no os abandona, confiéis, El os socorre siempre. No os desesperéis, vos seréis siempre socorridos. 

Convertíos, convertíos, seáis fieles a Dios. 

Es esto lo que vengo a alertaros para vuestra conversión. 

Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad. 

Rezad por los ateos y paganos, extended vuestras manos para pedir a Dios ayuda para vuestros hermanos que están dejando para convertirse sólo al final y que para ellos el fin está muy lejos.
No será el fin, pero sí el comienza de un nuevo tiempo para el mundo. 

Dios no pone fin en lo que El creó, pero pone fin del pecado en el mundo y ya está bien cerca la hora de cambiar al mundo. Lo que tendrá fin es la desobediencia a Dios, esto será pronto, muy pronto.
Quien no quiera aun así creer en Dios, pasará por una prueba muy dolorosa. Por lo tanto, rezad para que todos se conviertan y Dios os dará la recompensa. Ofreced vuestras oraciones por la conversión de vuestros hermanos, veréis cómo es importante vuestra participación. 

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, seáis fieles a Dios, Jesucristo es Dios, uníos en oración para que seáis felices verdaderamente. 

Es necesario que haya más unión entre todos vosotros, la situación del mundo no es buena y quedará más difícil porque terribles acontecimientos están llegando para el mundo entero. 

Refugiaos en el Sacratísimo Corazón de Jesucristo. 

Horas dolorosas se aproximan. Ayudéis a los Santos Papas a buscar las ovejas que se descarriaron de la Santa Iglesia, ellas no conseguirán regresar solas. Apresuraos, el tiempo está llegando con terribles acontecimientos. 

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor. 

Brasileños, debéis permanecer atentos a los anuncios que están para ser revelados por la Santa Iglesia. 

Todas las naciones, preparaos, viene llegando horas difíciles para el mundo, permaneced firmes en la fe, en la esperanza y en la caridad. El mundo entero necesita rezar con mas fe. Seáis perseverantes en las oraciones en unidad. 

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo, 


María, la Inmaculada Concepción.


Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Mateo, 6,24-34

1ª lectura: Isaías 49, 14-15; 2ª lectura: 1 Corintios 4, 1-5

Mateo 5:

24. "Nadie puede servir a dos señores, porque odiará a uno y amara al otro, o se dedicará a uno y despreciará al otro."

26. "Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni cosechan, ni recogen en
graneros, y vuestro Padre celestial las alimenta. No vales vos más que ellas?"