Nota Importante

Este es un blog estrictamente Católico. La información que aquí se publica es con fines de propagar el mensaje de Dios a través de sus siervos. Hay alguna información que no tiene que ver con los mensajes y aquí se publica para el conocimiento de todo el que visite esta fuente de información.

Amamos a Nuestro Dios Padre Todopoderoso y Eterno, a Jesucristo su Único Hijo Nacido del Padre, al Espíritu Santo dador de Todos los Dones, a la Santísima Virgen Maria, Madre de Dios y Madre Nuestra y a todos los Ángeles y Santos que habitan en el Cielo.

Es por ellos que este blog fue creado con la ayuda del Señor Jesús, Nuestra Bendita Madre Maria y la autoría del Espíritu Santo.

¡Bendecidos sean todos los habitantes en el Cielo y la Tierra!

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre

Adoremos el Sagrado Corazón de Dios el Padre
Consagración a Nuestro Padre Celestial

Hermanos Lectores

Los mensajes traducidos son publicados en orden cronológico. Hay ciertos mensajes que son enviados con fechas anteriores y aunque no siguen la cronología son publicados debido a su urgencia. Pido disculpas si esto causara algún malestar. No tengo control del orden en que los mensajes son enviados al email para su traducción, de todas formas lo importante es su publicación para el conocimiento de todos.

sábado, 21 de abril de 2018

Mensajes a Darly Chagas - Mes de Noviembre 2017


Mensajes de Nuestra Señora – María, Llena de Gracia

El Adviento del nuevo mundo - Palabras de Nuestra Señora

El último tiempo de mensajes para la humanidad





8 de noviembre de 2017



Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, Me alegro de encontraros aquí en este lugar que Dios Me ha dado para realizar grandes cosas, para vuestro beneficio.

Vos obedeciendo a Dios están correspondiendo con vuestra participación en la obra que he Venido a realizar en este lugar.

No fuisteis vosotros que habéis elegido estar de rodillas para Ayudarme a derribar el mal que aún está por aquí muchas veces aumentando. Pero Dios os llamó y vosotros atendisteis. Todo padre le gusta la participación de los hijos en muchas cosas que van a hacer.

Así también Dios Padre le gusta ver a Sus hijos trabajando para la realización de la construcción de un mundo mejor. Cuanto más los hijos participan, más van siendo purificados y un día muy próximo podrán ser purificados y santificados si perseveran con el corazón lleno de amor e interés en la Salvación.

Es hermoso observar a Mis hijos pecadores buscando hacer algo que sea en beneficio para el mundo entero.

Entonces, vosotros estáis ahora rezando, dos personas muy queridas, con todos los defectos que tienen, pero que quisieron mejorar y ayudar a los que quieren cuidar del sembradío de Dios. Él plantó un jardín en la tierra, y este jardín se está secando, está pasando sed de comprensión porque son los hijos que existen, las flores más bellas de este jardín.

Mis hijos, vamos a limpiar la mala hierba que os está destruyendo, la desobediencia, la rebeldía, la falta de amor al prójimo y sobre todo a vosotros mismos, pues quien no ama está destruyendo su construcción. Es necesario cuidar del alma y crecer espiritualmente. Entonces vamos cada día a rezar para ser feliz, para alcanzar la Salvación.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre el amor. El mundo está muy enfermo, está siendo aplastado por el odio que está cada día ganando fuerza, porque se alejaron de Dios todos los que promueven guerras, sea en el mundo, sea en cada país, sea en familia.

Vamos a construir un mundo sólo de amor pero tendréis que vencer ahora las cosas más dolorosas, el hambre, la sed, las enfermedades y las guerras. Sólo junto a Dios podéis vencer. Solos no sois capaces de nada.

Si vosotros sabéis cómo la oración fortifica al hombre hasta cuando reza solo, piensa cuánto más fuertes seréis 2, 3 o más rezando juntos.

Experimentéis llevad Mi consejo en serio y veréis cómo podéis mejorar vuestra imagen ante Dios. Cuando te esfuerces, conseguiréis muchas cosas.

Esto es lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los dos santos Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y los paganos, la hora se agrava, de aquí en adelante no desaniméis, ayudéis a vuestros hermanos, amor es ayudar a salvar almas y luchar por ellas, sin desanimar. Dios os dará la recompensa en el cielo.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, unión y oración. Ayudad a los santos Papas a buscar ovejas que aún están separadas, lejos de la Iglesia Verdadera que es Jesucristo, Él es la Iglesia y quien no Lo sigue está lejos de la Salvación.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Continuación del mensaje del día 8 de noviembre de 2017
Brasil, estéis atentos, gran peligro de tormenta pueden ser suavizados si estáis unidos en oración. Entrad dentro de Mi Manto y rezad confiados que venceréis el miedo y la pérdida de cosas materiales. Dios os dará la recompensa, os dará el consuelo.

Todas las naciones, refuercen vuestros corazones, pues no tendréis fuerza si no rezáis más. Lo que viene al mundo es terrible. Rezad, rezad. Rezad en unión con la Santa Iglesia de Jesucristo, cada día que pasa más cerca esta del sufrimiento mundial.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,


María, la Inmaculada Concepción


Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Lucas 14,25-33 - lectura: Romanos 13,8-10


 Mensajes de Nuestra Señora – María, Llena de Gracia

El Adviento del nuevo mundo - Palabras de Nuestra Señora

El último tiempo de mensajes para la humanidad





4 de noviembre de 2017



Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo.


Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.


Mis hijos, Me alegro de encontraros aquí reunidos para juntos rezar ante Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.


Aquí están los Santos y Ángeles, vamos a pedir a Dios alivio para todas las almas que están en el Purgatorio pagando sus penas, por no haber cuidado mejor de sus almas mientras vivían en la tierra.


Pobres almas, cuánto desean entrar por la Puerta del Cielo, pero no repararon gran parte de sus culpas mientras estaban en la tierra y ahora quedan ansiosas para poder ver a Dios. Tendrán que esperar, muchas de ellas, sólo en el día del Juicio Final tendrán la felicidad de la liberación.


Mis hijos, también esta semana tuvisteis un día para rezar por las almas de vuestros muertos en el cementerio y todos los lugares donde pasaron el tiempo de pecado en la tierra. ¡Qué bueno que muchos hicieron oraciones por las almas de sus parientes y amigos! Esto también disminuye vuestras penas.


Rezasteis también en el día dedicado a todos los Santos, ellos agradecen vuestras oraciones y también todos los fieles difuntos. Fue hermoso ver de cerca todo lo que hicisteis. Es señal que estáis progresando, aunque la mayor parte no se mueve para rendir ningún homenaje, ni ofrecer oraciones a nadie.


Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre las cosas que Dios no aprueba en el pecador.


¿Cuántos hijos están todavía en la vanidad, en la indiferencia, se juzgan superiores a los hermanos y no se preocupan por el castigo que están atrayendo hacia el mundo. Dios es el Padre que sabe corregir a los hijos, Él no golpea, no acusa, no pone la vida en riesgo, al contrario Él cuida de cada uno, Él es quien sabe amar verdaderamente.


Entonces la humanidad está siendo llamada a poner la mano en la masa, que quiere decir, construir un mundo más hermano, sin hambre, sin sed, sin guerra. Dios quiere que todos sean felices para eso envió ayuda del Cielo para todos. Cada hijo sólo necesita cultivar dentro de su corazón la humildad, la armonía y principalmente plantar en el mundo entero la unión.


Es necesario vencer el pecado y ser realmente un hijo que escucha la Voluntad de Dios y vive feliz, confiando que  nada les ha de faltar.


Vamos hijos, ayudar a limpiar la suciedad de la tierra. Son los pecados los causantes de toda esta desigualdad, del hambre, de la sed y de la enfermedad que se extiende cada día más.


Vos hijos, debéis de aquí en adelante echar agua bendita en vuestras casas, en los alimentos y en las puertas de vuestras casas. Verán cosas horribles en el mundo porque el hombre se burló de la Palabra de Dios.


Y en este fin de año todavía veréis muchas cosas tristes, sosténganse firmes en las Manos de Dios, vosotros no sabéis lo que está acercándose. Rezad, rezad cada día más, porque más de dos tercios de la humanidad aún no reza.


Brasil está en gran peligro, pero si ustedes levantan vuestros corazones a Dios, saldrán victoriosos.


Esto es lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.

Rezad, rezad, rezad por los Santos Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Rezad por los ateos y los paganos, está terminando el tiempo de conversión a través del amor. Quien no se apresure, va a perder la Felicidad que está a la espera de los que se convierten. Dios os dará la recompensa.

Continuación del mensaje del día 4 de noviembre de 2017

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo. Cuando llegue, cantéis un himno de amor y os alegraréis porque caerán las cadenas del pecado. Rezad a mis hijos, seáis un solo pueblo, el pueblo que lucha por un mundo mejor.

Ayudéis a los Santos Papas a buscar las ovejas que están distantes.

La tarde se acerca. Dios quiere que todos los hijos se preparen para vencer.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasil, vienen a grandes tempestades, mucho cuidado con los niños. Rezad todos los días.

Todas las naciones, preparad, la guerra mundial no será el mayor peligro, porque también del espacio vendrán cosas.

Ahora os doy las gracias por haber venido al Llamado que el Padre os hace todos los días, rezad.
Puede llegar el día cuando nadie esté rezando, pero vuestras oraciones de ahora os protegerán mucho.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,


María, la Inmaculada Concepción


Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Lc.14,1.7-11 - Lectura: Rm.11.1-2a.11-12.25-29

A los que Me pidieron bendición para los enfermos y amigos, para las almas y para los cuerpos, yo los bendeciréis en los lechos y en los lugares donde están.

viernes, 20 de octubre de 2017

Mensajes a Darly Chagas - Mes de Agosto de 2017




Mensajes de Nuestra Señora - María, Llena de Gracia
El Adviento del nuevo mundo - Palabras de Nuestra Señora
El último tiempo de mensajes para la humanidad

19 de Agosto de 2017

En esta hermosa mañana, el Señor viene a alimentaros con Su Santa Palabra para que tengáis Vida Eternamente.

            La Palabra de Dios es consuelo para todos los hijos, incluso para aquellos que aún no están abriendo el corazón para Recibirla porque Ella es vida y todos los que están vivos, están por la fuerza de Ella. La Palabra de Dios es que sostiene el mundo de pie.

            Mis hijos, valorad a cada día más, para vuestra Salvación.

            Es grande Mi alegría en poder aún estar trayendo al mundo la Palabra de Dios, llamando a todos a la conversión con más urgencia, antes que sucedan las cosas más graves. Dios está avisando a través de tantos mensajes en todo el mundo, para que los hijos se conviertan antes de que llegue cada sufrimiento que viene llegando. Ya está cerca.

            Quien se hace de sordo, no se prepara, y sólo cuando no tiene más tiempo para reparar todas las culpas, es que ellos van a querer cambiar, corregir, pero será demasiado tarde. No será posible.

            Por eso todos los días, en varias partes del mundo, la oportunidad llega, golpea en la puerta del corazón de cada hijo, para entrar y renovarlos, pero la mayor parte no se abre, no acepta ningún consejo.

            Apresuraos en vuestra conversión, no echéis esta llave fuera, buscad ayuda en Dios, porque vosotros estáis en peligro.

            Seáis humildes, arrodillaos delante de Dios, Él sólo quiere protegernos, fortaleceros para no haber entre vosotros la desesperación. Convertíos, convertíos, convertíos antes que sea tarde.

            Queridos y amados hijos de Mi Inmaculado Corazón, os bendigo en el Nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo, que os ilumina conduciéndoles para siempre con su Luz.

            Yo soy la Sierva del Señor, María, la Madre de Jesucristo el Salvador del mundo, el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo.

            Yo soy la Inmaculada Concepción de María, Soy la Mensajera de Dios y en el mensaje de hoy Él os agradece por el momento de oración y os alerta:

            
"Hijos míos, os he dado la vida para que vosotros seáis eternamente felices, os he dado un corazón para permanecer unidos a Mí todos los momentos de vuestra existencia. Todos los días renuevo vuestras fuerzas, os doy la Luz para no caer en la oscuridad del pecado, pero vosotros estáis en la oscuridad porque cerrasteis vuestros corazones a Mí que os creo para vivir con Conmigo eternamente.

            En la oscuridad están las fuerzas del mal, ellas les enseñan la desobediencia y por causa de este terrible pecado, habéis atraído los sufrimientos que están llegando al mundo.

            Despertad y convertíos a Mí vuestras vidas, sólo así renovaréis y renovados seréis fuertes, ningún mal puede abatirlos. Yo soy Dios, Soy lo que soy y os daré, en aquel tiempo, fuerza para vencer.

            El mundo ya está en guerra, ella ahora se agravará y destruirá una parte de la humanidad en pocos segundos. Vosotros no sabéis cuál es la parte, por eso debéis pensar en Mí y creer que Soy la Vida, Soy la Felicidad Eterna. Creed  Mis hijos que así viviréis eternamente. Todo aquel que cree en Mí, un día lo resucitaré y este día está cerca.

            Yo envié al mundo el Arca donde quiero encontraros, este Arca es el Corazón de Mi Hija predilecta, María, Ella es la Madre de Mi Divino Hijo Jesucristo y es la Esposa del Divino Espíritu Santo.

            Yo Soy Dios, Soy el que Soy y os amo con Amor Eterno."

            Queridos hijos, unidos vamos a reflexionar las Palabras de Dios nuestro Padre Eterno, el Todopoderoso, que hoy una vez más os advierte sobre el último tiempo que vosotros tenéis para enderezar vuestros pasos.

            Este es el tiempo de la gran tribulación para el mundo, y como fue el tiempo del Diluvio. Dios envió al mundo en aquel tiempo avisos y más advertencias, pero el pecado dominaba la tierra y solamente Noé abrió el corazón a Él que llamó a todos, pero se hicieron de sordos y no se preparaban.

            Dios destruyó la arrogancia del mundo y Noé fue el elegido con su familia, para sobrevivir después de aquel castigo para el mundo.

            Hoy el mundo está corriendo el riesgo de un nuevo castigo, porque cerró el corazón a Dios y lo abrió al demonio.

            El castigo vendrá por culpa de la desobediencia a Dios.

            La Promesa de Dios es preservar lo que Él creó y Él no engaña a nadie. Él muestra al mundo que existe la Felicidad y la Infelicidad.

            Ahora ha llegado el tiempo de la división, quien quiera la Felicidad tendrá que convertirse antes de la gran batalla entre el mal y el Bien. Quien no se convierta perderá la Felicidad Eterna, irá al infierno.

            Puede suceder todo de terrible en el mundo ahora, pero quien se convierta antes de la muerte, será Feliz Eternamente, después de este pasaje cuando dos tercios de la humanidad pasará por la muerte en pocos segundos.

            Dios está alertando al mundo, para que todos se conviertan y vuelvan los corazones para Él, porque quien no vuelva ahora, no tendrá otro tiempo.

 Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre el Arca de la Alianza que Él envió al mundo.

            Dentro de este Arca está la Felicidad Eterna.

            El que persevere, creyendo en Dios, será feliz por toda la Eternidad. Quien no persevere, perderá la Felicidad.

            Dios en este tiempo hizo de Mí el Arca donde Él quiere encontrarlos al final de los tiempos en la tierra. Aquí en Mi Corazón están llegando los hijos que desean recibir la Gracia de Dios.

            Todos los días estoy en el mundo. Son muchos los mensajeros que Me acogieron con amor y con mucho cariño.

            Dios los escogió para Servirme sembrando los mensajes de él que traigo del Cielo todos los días en el mundo entero.

            Son alertas para que todos se apresuren en la conversión.

            Soy el Arca de la Tercera Alianza de Dios con el mundo.

            Dios derramó sobre Mí el Espíritu Santo para que yo viniera junto a vosotros, ayudándoles en vuestra mejora, dándoles los consejos de Madre. Estoy siempre con vosotros, para ayudarles y advertirles que debéis renunciar al pecado con más urgencia y volver a Dios totalmente.

            Él es el Creador del mundo y ustedes son las criaturas que Él creó.

            Él os dio los Diez Mandamientos, estaban dentro del primer Arca, os dio la Santa Eucaristía, segundo Arca y ahora os dará la tercera Gracia, la Venida del Divino Espíritu Santo para el Bautismo con el Fuego e hizo de Mi Corazón el abrigo para todos los que quieran la Salvación.

            Allí estarán guardados todos los que quieren la Salvación.

            Es necesario que los hijos decidan a dónde quieren ir, para el Cielo o para el Infierno. Tendréis que apresuraros en vuestra conversión, porque es hora de entrar en la Eternidad, en el Cielo o en el Infierno. Quien esté dentro de Mi Inmaculado Corazón, este es el Arca que Dios quiere encontrar, será entregado al Salvador del mundo Jesucristo. Aquí Él quiere encontraros.

            Quien Me acoge está entrando en el Arca que lo llevará al Salvador del mundo. Jesucristo es el Salvador del mundo.

            Mis hijos, el Consejo que os doy es el Llamado a la oración para que su conversión suceda más deprisa.

            Con la oración os acercaras a Dios más deprisa para pedirle el perdón de vuestros pecados y pedirle a El, la Luz del Divino Espíritu Santo. Ella os dará la claridad a vuestros corazones y os fortalecerá. Ella os confirmará el merecimiento del Paraíso.

            Esto es lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.

            Ahora os pido la Santa Misa, la Santa Eucaristía con fidelidad a Dios. Convertíos Mis hijos, convertíos, no hay mucho tiempo.

            Viene allí muchos sufrimientos para toda la humanidad.

            Es necesario rezar más para no desistir de la Salvación.

            Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

            Rezad por los ateos y los paganos, vosotros este mes habéis entrado en la parte más difícil y dolorosa para toda la humanidad. Es necesario más unión y oración de todos los que ya están cuidando la conversión, para buscar a los que aún no creen en Dios.

            Todos corren peligro, pero los que no creen en Dios corren más que todos los que creen. Dios os dará la recompensa.

            Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, unión y oración, penitencia y sacrificios, pero el sacrificio que debéis hacer es la renuncia al pecado. Renunciéis Mis hijos, no os apartéis de Dios. Todos los que están escuchando los consejos que traigo del cielo, preparad, pues lo que está llegando al mundo es cosa de dar miedo. Pero quien está siempre cuidando el alma, sabrá comprender que Dios no abandona a nadie y Él os consolará.

            Vosotros que estás oyendo y guardando dentro del corazón, no os desesperaréis, por eso confiaréis que venceréis.

            Ayudad a los Santos Papas a buscar las ovejas que se alejaron muy lejos y no saben volver. Ellas siguieron las falsedades y ahora están en peligro. Vamos juntos, rezando y encendiendo velas para que vean el camino correcto y vuelvan rápidamente a la verdadera Iglesia.

            Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

            Brasil, rezad, lluvias terribles caerán en el mundo entero y también más fuertes aquí en Brasil. Buscad la ayuda de Dios antes de que sea tarde. Rezad, rezad, rezad.

            Todas las naciones, corazones al Alto de los Cielos, vienen ahí grandes y terribles momentos para el mundo entero.

            El demonio está usando a los que están dispuestos a destruir todo y esclavizarlos para obligarlos a hacer guerras. Ellas ya están ahí, ahora veréis con vuestros propios ojos.

            Rezad, rezad antes de que comience. Améis la vida que recibiste de Dios, buscad la ayuda de Él.

            Ahora os bendigo en el Nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,


María, la Inmaculada Concepción

Gracias por corresponder al Llamado de Dios.

             Mucho os ha sido dado y mucho os será cobrado.

             Cuanto más pronto entréis en el Arca de este tiempo, más seréis fortalecidos. Seáis humildes Mis hijos y venid pronto.

             Ahora os ofrezco Mi Inmaculado Corazón como refugio a la hora del castigo que se acerca al pecado. Un gran castigo se acerca al pecado, cuidéis de vuestras almas.

             Con todo cariño y amor de Madre os deseo Paz y llevo a Dios vuestras peticiones.

             La Paz de Nuestro Señor Jesucristo esté con vosotros ahora y para siempre. Amén.

Bendito sea Dios, Bendito sea Su Santo Nombre

             ¡Paz! ¡Paz! ¡Paz! ¡Amén! ¡Amén! ¡Amén! Bendito sea Dios, Bendito sea Su Santo Nombre.

             Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Mateo 19,13-15 y lectura: Josué 24,14-29. 



Mensajes de Nuestra Señora - María, Llena de Gracia
El Adviento del nuevo mundo - Palabras de Nuestra Señora
El último tiempo de mensajes para la humanidad

17 de Agosto de 2017


Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

A la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, vengo hoy en motivo especial para llamar con más urgencia a la conversión.

La situación del mundo es cada día más grave y la humanidad no está tomando en serio el llamado del Cielo. Hay que despertar y atender lo que Dios quiere de cada hijo.

Entonces, hoy os llamo para que se tengáis velas encendidas día y noche, ante Dios pidiendo la Misericordia para todos, no sólo para quien reza, sino para quien está acomodado no preocupándose por el día siguiente. Sólo seréis confortados y consolados con vuestra respuesta a Dios, hay que prestar atención porque ya os está dando tantas advertencias, pero ahora vendrán las manifestaciones del cielo sobre la tierra con acontecimientos que ya se han revelado, pero vosotros no habéis aceptado las revelaciones, no fueron aceptadas por vosotros.

Podrías haber evitado muchos sufrimientos si con humildad acogéis los Avisos del Cielo y buscado atender a lo que Dios os advertía.

Este es un momento de mucha preocupación.

Estéis atentos. Será en cualquier momento.

Hoy Estoy aquí delante de dos hijas que atendieron al Llamado que hice a ellas y se unieron en oración. A ellas dejo un Llamado de Dios. No os obliga, pero estoy aquí para ayudarles a atender al Llamado de Él. Venid, si es posible, los jueves, para rezar juntos por la paz mundial, por la conversión y la salvación de todos los que abran el corazón a Dios, para escuchar los Avisos del Cielo.

Las dos son en este momento dos velas encendidas por el Divino Espíritu Santo, rezando ante Dios.

Estaré con vosotros durante la oración del Santo Rosario y os diré lo que debéis hacer.

Más tarde vendrán otros hijos, para que más velas estén encendidas.

Esto es lo que vengo a revelaros hoy, guardad bien estas palabras, en esta fecha (17 de agosto de 2017) es un día muy especial para vosotros y para el mundo. Confiéis en que Dios escucha sus peticiones.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción

Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Jo. 1,45-51 y lectura: Ap.21,9b-14.


Mensajes de Nuestra Señora - María, Llena de Gracia
El Adviento del nuevo mundo - Palabras de Nuestra Señora
El último tiempo de mensajes para la humanidad


5 de Agosto de 2017


Queridos hijos, con mucho amor y cariño Vengo a bendeciros en el nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo.

A la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.

Mis hijos, es grande Mi alegría en todavía poder descender al mundo para rezar con todos vosotros, antes de las grandes y terribles cosas que están llegando al mundo, especialmente para vuestra patria.

Es también grande Mi alegría en encontraros aquí reunidos en oración para rezar juntos ante Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. Aquí están también los Ángeles y los Santos, vamos a dedicar nuestras oraciones por la intención de las almas del Purgatorio y por toda la humanidad.

Hoy es también un día dedicado a Mí por todos vosotros que estáis siempre conmigo buscando ayuda para el mundo.

¡Mis hijitos, como está de lleno el Purgatorio! Cuanto más el mundo se vuelve violento, más sufre la humanidad. El Purgatorio está tan lleno porque la violencia en el mundo ha aumentado millones de veces. Nadie tiene más tranquilidad a causa del peligro que llega de sorpresa. Los hijos se alejaron de Dios ya no preocupan con el último día, el de estar delante de Dios para dar cuenta de los actos hechos.

Como sería bueno si el mundo entero dedicara un poco de tiempo a reparar errores, enderezar y dejar de causar mal a sí mismo y a los hermanos.

Vosotros debéis dedicar más tiempo a la oración de reparación de los pecados del mundo. Hasta los niños están llenos de maldades. Sólo Dios puede socorrerlos.

Felices los que participan de Mi ejército, éstos están suavizando los sufrimientos, pues están cultivando la fe, están entendiendo que la oración es más necesaria que el alimento material.

Hace tantos años os vengo aconsejando a caminar día y noche con el rosario en el cuello, es para vuestra protección, para vuestro sustento y para conduciros en el buen camino. Pero vosotros estáis criticando y dejando para pensar en esto sólo si es verdad, cuando hay pruebas.

Pobres hijos, recuerda que tienes muchas oportunidades para rezar cuando estás con el rosario en el cuello. Si tenéis vergüenza del rosario, ¿Cómo podréis pedir ayuda a Dios en la hora de las dificultades? En verdad os digo, vosotros mismos os están distanciando de la protección y no estáis cuidando de vuestra vida.

Despertad Mis hijos, en cualquier momento, seréis sorprendidos por terribles acontecimientos y no tendréis tiempo de encontrar un rosario para rezar, será tarde.

Escuchad los Avisos que os traigo del Cielo, un acontecimiento en cualquier momento está a las puertas, será un día en que el hombre va a mirar al Cielo y pedir a Dios que lo socorre, pero no tendrá tiempo de reparar sus culpas y sufrirá amargamente.

Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva hoy a reflexionar sobre la fe. Vosotros sabéis que cuando Jesucristo vino al mundo, Él dejó bien claro que Él vino a salvar el mundo. Pero el mundo no tuvo fe suficiente para defenderlo de la muerte, el mundo no lo reconoció como debía, Él es Dios, el mundo Lo mató. Y hasta hoy si Él regresara ahora, el mundo todavía intentaría Matarlo.

Mataron a Juan el Bautista y tantos que le amaban y hacían lo que él enseñó, tampoco creyeron en tantos que aprendieron y dieron ejemplos.

Pobres hijos, Jesucristo volverá un día, pero no sufrirá más, al contrario, Él vendrá para reinar eternamente como reina, pero el mundo esta vez se arrodillará sólo de una vez porque nunca más dudará que Él es Dios. Entonces debéis aprender a rezar más, esto significa no en cantidad pero en calidad de oración.

Los hijos ya deberían estar arrodillándose más, si ustedes supieran lo que se está acercando a sus rodillas ya estarían heridas.

Continuación del mensaje del día 5 de Agosto de 2017

Pero no es esto lo que Dios quiere de vosotros, Dios quiere vuestra entrega en las Manos de El, que tengáis fe, esperanza y confiéis más en el Poder de El. Rezad con fe, no dudéis del Poder que Dios tiene. Él va a transformar el corazón del ser humano y dará a todos los que creen en Él un lugar seguro, un lugar Santo para vuestra Felicidad.

Vosotros debéis pedir ayuda a todos los Santos, a las Almas del Purgatorio y rezar con mucho amor.

Brasil, Brasil, recuerda que Dios os ha avisado y procura rezar con fe porque si no lo haces ahora, perderás la Consolación del Cielo.

Esto es lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión. Vamos hijos, unión y oración así venceréis.

Rezad, rezad, rezad por los Santos Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.

Reza por los ateos y los paganos, no debéis desistir de vuestros hermanos. Rezad por ellos para que se conviertan y no pierdan la Salvación. Dios os dará la recompensa en el cielo.

Un Ave María puede parar una guerra, cuanto más convertir a quien aún no se ha convertido.

Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo. Este es el momento en que los hijos están corriendo riesgo de caer en trampas, principalmente los Santos Papas, todos los que están llamados a formar parte de la Iglesia. Es necesario más oraciones, penitencias y renuncias para fortalecer cada sacerdote y cada fiel.

Muchas noticias falsas surgirán, no piséis en terreno minado porque saldrán heridos en el corazón.

Ayudad a los Santos Papas a buscar a los que están en falsas iglesias. Recemos para que todos regresen a la Iglesia fundada por Jesucristo. Las ovejas están siendo engañadas pero ellas van a reconocer y volverán. Vos debéis rezar para que ellas sientan el perfume de la Santidad y vuelvan rápidamente.

Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasileños, tengáis cuidado para no beber agua sucia servida por el demonio. Estéis atentos, viene ahí algo muy doloroso para vuestra patria. Pero la ORACIÓN PUEDE CAMBIAR MUCHAS COSAS. Rezad, rezad.

Todas las naciones, rezad, rezad, rezad, es terrible lo que se está acercando al mundo.

Agradezco su presencia y os espero en el próximo encuentro. Llevad a casa la bendición que os doy y sembrad más la Palabra de Dios, así estaréis cada día más protegidos.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre y del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,


María, la Inmaculada Concepción


Debéis reflexionar sobre el Santo Evangelio de hoy: Mateo 14,1-12
Lectura: Levítico 25,1.8-17